Noé Cruz Serrano / El Universal
Cd. de México.- Casi dos meses antes de las inundaciones en Tabasco y Chiapas, el Organismo de Cuenca Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se reunió en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez con el fin de "reprogramar" las inversiones destinadas a las obras para controlar las inundaciones en estas dos entidades del sureste del país.
Ahí quedó demostrado que esas edificaciones no estaban entre las prioridades de la dependencia, ya que pese a que éstas debieron haber estado listas en 2006, fueron diferidas para realizarlas en los próximos cuatro años: entre 2008 y 2012.

De acuerdo con la minuta de la reunión celebrada los días 6 y 7 de agosto de este año, fueron acordados los mecanismos para "la revisión de las perspectivas del proyecto de presupuesto 2008-2012 y dar continuidad al proceso de programación de inversiones para integrar el proyecto de presupuesto 2008".

El documento, cuya copia posee EL UNIVERSAL señala que en esa reunión se presentó un diagnóstico general de la región, "el cual constituyó el antecedente directo para la integración de la propuesta 2008-2012".

Los asistentes, representantes de las direcciones de Programación, Administración, Infraestructura Hidroagrícola, Agua Potable, Drenaje y Saneamiento, Técnica y la Unidad de Atención a Emergencias, así como representes de la Subdirección General de Infraestructura Hidroagrícola y de la Subdirección General de Administración de Conagua, enfatizaron la necesidad de invertir en infraestructura para el desarrollo de:

Agua potable, alcantarillado, rehabilitación, construcción, modernización y ampliación de distritos y unidades de riego, así como en protección de centros de población y áreas productivas, "para proteger la vida de habitantes y áreas productivas, principalmente en la Sierra y Costa de Chiapas y planicie de Tabasco".

Chiapas, sin inversión

Conagua consideró como obras de mayor impacto para integrar dentro de los presupuestos en lo que resta del sexenio a los proyectos integrales de control de inundaciones de Chiapas y Tabasco (PICI).

Sin embargo, presupuestalmente para 2008 sólo está registrado el PICI de Tabasco, el cual habrá de ejercer 271.4 millones de pesos.

En 2007, la Secretaría del Medio Ambiente incluyó sin clave de registro la "Construcción de Infraestructura para la Protección de Centros de Población en el estado de Chiapas" con una inversión a ejercerse en 2007 por 2 mil 100 millones de pesos. Para el próximo año este proyecto no está contemplado.

El proyecto costo-beneficio de Chiapas contempla la protección de centros de población instalados en las cuencas de los ríos Coatán, Huehuetán, Huixtla y despoblados en los municipios de Tapachula, Huehuetán, Huioxtla y Villacomaltitlán.

El documento advierte que "año con año se presentan escurrimientos importantes en las cuencas de los ríos mencionados, que provocan inundaciones en diversos sitios de las zonas urbanas, afectando y poniendo en riesgo la vida de los habitantes y sus bienes, y dañando la infraestructura existente de servicios básicos aledaños a los márgenes del río".


Los datos preliminares manejados por los especialistas de Conagua para las proyecciones 2008-2012, refieren una inversión total de 8 mil 42 millones de pesos y, para 2008, se estima una inversión de 3 mil 973 millones para esta región.

Tentativamente las inundaciones obligarían a las autoridades federales y estatales a acelerar las inversiones comprometidas para proteger a la población de Chiapas y Tabasco, y no esperar hasta 2012 para evitar una catástrofe similar a la que ocurrió a finales de octubre de este año.