Notimex
"Estoy bien, tranquilo, era de conciliación, no hubo ninguna, entonces vamos a seguir con el proceso. Yo vine a conciliar (con Simón Díaz, director jurídico de la FMF), y ellos no quisieron", señaló.
México, D.F..- El ex futbolista Salvador Carmona aseguró que su objetivo fue el de llegar a un arreglo con la Federación Mexicana de Futbol, pero los representantes del órgano nunca tuvieron disposición para hacerlo.

Entrevistado en el Juzgado 49 de lo civil del Tribunal de Justicia del Distrito Federal, donde se presentó a la primera audiencia en la demanda que interpuso en contra de la FMF por "daño moral y daños y perjuicios" por la suspensión de por vida que recibió en 2007, señaló que seguirá con el proceso que inició en diciembre pasado.

"Estoy bien, tranquilo, era de conciliación, no hubo ninguna, entonces vamos a seguir con el proceso. Yo vine a conciliar (con Simón Díaz, director jurídico de la FMF), y ellos no quisieron", señaló.

Carmona, mundialista en Francia 98 y Corea-Japón 2002, manifestó que continuará con "el proceso, al final hay una persona que va a juzgar y él determinará quién falló".

"Se van a ir enterando conforme pase el juicio, en este momento la demanda es por daño moral y es lo que esta asentado en el acta. Daño moral es lo que queremos, ni siquiera platiqué con los abogados (de la FMF) ellos llegaron, dieron sus argumentos que quedaron asentados en el acta", estableció.

Finalmente, cuestionado sobre si realmente era culpable de lo que se le acusó en su momento al dar positivo en dos ocasiones de dopaje, el ex jugador de Cruz Azul dijo que hablar de eso "es volver al pasado, en este momento estoy tranquilo".