El Universal
México.- Armando Martínez Gómez, representante legal de la Arquidiócesis, señaló que aún no hay un acuerdo definitivo sobre las acciones a tomar en cuanto al operativo de seguridad de este recinto
Mientras continúen las mesas de diálogo entre representantes de la Arquidiócesis de México y la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, las puertas de la Catedral Metropolitana se mantendrán cerradas al público; en tanto, dos patrullas de la Policía Bancaria Industrial (PBI) resguardarán el recinto por fuera.

Al concluir una reunión con las autoridades de la policía capitalina, Armando Martínez Gómez, representante legal de la Arquidiócesis y presidente del Colegio de Abogados Católicos de México, señaló que aún hay un acuerdo definitivo sobre las acciones a tomar en cuanto al operativo de seguridad de este recinto y mientras el Gobierno de la ciudad no se comprometa por escrito y en forma pública, la catedral se mantendrá cerrada.

El abogado manifestó que mañana martes continuarán las pláticas en las instalaciones de la SSP-DF, aunque aún no se ha definido la hora y en esta reunión la corporación les entregará unos videos en los que podrían identificarse algunos de los perredistas que participaron en los hechos violentos del domingo pasado en el interior de la Catedral.

En ese sentido, reiteró que será después de integrarse perfectamente los expedientes cuando se presenten las denuncias penales ante la Procuraduría capitalina.