E. EDUARDO CASTILLO/AP
En entrevista con la AP el procurador reconoció también que ha ido en aumento la violencia atribuida al tráfico ilegal de drogas y el crimen organizado, reflejado en alrededor de 1.000 muertos en lo que va de 2009.
México, D.F..-  El procurador general Eduardo Medina Mora anunció el jueves que la ``Operación limpieza'' para depurar la infiltración del narcotráfico en el gobierno mexicano, prácticamente ha concluido con la detención de alrededor de 25 altos funcionarios y agentes.

En entrevista con la AP el procurador reconoció también que ha ido en aumento la violencia atribuida al tráfico ilegal de drogas y el crimen organizado, reflejado en alrededor de 1.000 muertos en lo que va de 2009.

Y el pronóstico no mejora: la violencia está llegando a su punto más alto, dijo el procurador.

Tan sólo en el 2008, se registraron 6.290 asesinatos.

Medina Mora, quien consideró que Estados Unidos aún debe hacer mucho más para detener el flujo de armas y dinero que utilizan los carteles de la droga, señaló que la operación limpieza reveló que funcionarios de procuración de justicia y de seguridad pública recibían dinero no sólo del cartel de Sinaloa, sino también del Cartel del Golfo.

La operación fue anunciada a mediados del 2008 en el mayor caso de infiltración del narcotráfico en las instituciones encargadas de combatir a los carteles.

Uno de los detenidos fue el ex zar antidrogas Noé Ramírez.

La operación ``está básicamente completa'', declaró el funcionario.

``Queremos encarecer el costo de tener nuestro país como una ruta preferida'' para el narcotráfico, afirmó. ``No vamos a considerar que hemos logrado nuestro objetivo hasta que los ciudadanos mexicanos sientan que han alcanzado la tranquilidad''.

El procurador dijo que aún se esperan más detenciones, aunque no de algún otro funcionario de alto nivel.

Asimismo, aplaudió el esfuerzo estadounidense al arrestar en la víspera a más de 700 personas que son parte del Cartel de Sinaloa.

La violencia ha aumentado en México a pesar del emplazamiento de 45.000 soldados en todo el país para combatir a los carteles de la droga. Decapitaciones, ataques contra la policía y tiroteos en centros nocturnos y restaurantes ocurren diariamente en muchas regiones.

En los dos pasados años las autoridades han gastado 6.500 millones de dólares por encima de su presupuesto regular en seguridad pública para combatir el trasiego de drogas. No obstante, cada año los carteles manejan un presupuesto de 10.000 millones de dólares, estimó el procurador.