Notimex
Asegura el líder espiritual que nunca se debe de derramar sangre por cuestiones de creencias y lamentó que las diferencias sean motivo de conflictos.
Berlín, Alemania.- Las diferencias religiosas nunca deben llevar al derramamiento de sangre, declaró hoy en Alemania el Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet.

En medio de la polémica generada tras el anuncio de que el gobierno alemán recibirá en los próximos días al dirigente tibetano, el Dalai Lama lamentó que dichas diferencias sean motivo frecuente de conflictos.

"Necesitamos que todas las diferentes religiones sirvan a la gente, porque la gente es diferente y tiene objetivos diferentes", dijo al llamar a la tolerancia a los alemanes que le critican, reportó la cadena noticiosa Deutsche Welle.

El Dalai Lama, quien se encuentra en Alemania para una visita de cinco días, hizo estas declaraciones ante un público de siete mil personas que llenaron un auditorio en la sureña ciudad de Nuremberg.

La semana pasada el gobierno de la canciller federal Angela Merkel confirmó que uno de sus ministros se reunirá con el Dalai Lama, lo que provocó la condena de varios sectores y simpatizantes de China.

El Tíbet lucha desde hace décadas por conseguir su autonomía plena pero China se niega a ello por considerar a esa región montañosa como parte irrenunciable de su territorio.

China considera además al Dalai Lama como un dirigente en rebeldía y habitualmente envía notas de protesta a los gobiernos que establecen contacto formal con él.