Colmar (Francia).- Un hombre fue condenado hoy por un tribunal en Colmar, Francia, a una multa de 1.500 euros (1.890 dólares) por negarse a apagar su teléfono móvil en un avión.
Según informó el diario alsaciano "Les DerniSres Nouvelles d'Alsace", la sentencia del tribunal de apelaciones fue así más dura que la del de primera instancia. En septiembre de 2007, el pasajero había sido condenado a pagar 800 euros.

El hombre de 54 años quería viajar en octubre de 2006 desde el aeropuerto de Basilea. El piloto, sin embargo, se negó a despegar luego de que el pasajero no quisiera apagar su teléfono y se pusiera violento.