LA JORNADA
México, D.F. .- La respuesta de Vicente Fox al senador Manlio Fabio Beltrones, a quien señaló de estar involucrado presuntamente con el narcotráfico, generó un rechazo tajante en la Cámara de Diputados. Representantes de todos los partidos exigieron al ex presidente aporte pruebas de su dicho, pues de lo contrario abonará a su creciente desprestigio.
Entre los legisladores que salieron en defensa de Beltrones se escuchó la sentencia unánime de que Fox cada día se encuentra más desesperado, porque con el transcurrir del tiempo "la rampante corrupción de su gobierno ha brotado por el país". Con ironía, y en algunos casos con desprecio, los diputados calificaron al ex presidente de "loquito, enfermo, ignorante y enamorizcado de Martita".

El priísta Samuel Aguilar consideró desesperada la reacción de Fox, "porque el agua le está llegando a la cabeza; a ese ignorante no sólo hay que taparle la boca, sino meterlo a la cárcel por las irregularidades que cometió, junto con Marta Sahagún y sus entenados".

Al referir la máxima de que quien acusa debe presentar pruebas, Aguilar consideró que el ex presidente, dadas todas sus fechorías, tendría que enfrentar la justicia, porque si fuera el caso no denunció la presunta participación de Beltrones en algún ilícito.

"Me parece una acusación irresponsable y desesperada de Fox para tratar de salvarse en este momento; día con día se acumulan elementos que lo ubican en una postura legal para iniciarle un proceso de enjuiciamiento por todas las irregularidades que cometió durante su mandato."

Víctor Valencia (PRI), presidente de la comisión especial que investiga el patrimonio de Fox, expresó lacónico que la actitud pública del ex mandatario es una muestra inexcusable de su desesperación.

Tonatiuh Bravo (PRD), presidente de la Comisión de Educación, adujo que el Congreso federal tiene la obligación de salir en defensa de Beltrones, sobre todo porque de no probar sus dichos, Fox es susceptible de ser acusado por difamación.

Pablo Trejo, también perredista, fue lapidario al calificar la reacción de Fox: "se encuentra enfermo de poder, porque sólo alguien así, y ante las evidencias de sus actos de corrupción, puede declararse inocente y ostentarse como presidente; todo indica que sus facultades mentales no son las de una persona normal. La prueba más palpable de que no se ubica en la realidad es que niega ser el propietario del rancho San Cristóbal, cuando los documentos oficiales demuestran lo contrario".

La debacle del ex presidente, dijo Trejo, obedece a la ambición desproporcionada de Marta Sahagún, y aunque Fox no pretendiera robarse nada terminó por ceder a los encantos del poder y de los lujos.

"Si no tuviera nada que esconder y no fuera culpable de enriquecimiento ilícito, no se pondría a insultar a periodistas, quienes sólo le preguntan respetuosamente qué piensa de las acusaciones contra él y su cónyuge".

Con ironía, Emilio Ulloa Pérez (PRD), presidente de la Comisión de Cultura, respondió a la acusación de Fox contra Beltrones: "por lo visto el que entre coyotas anda a aullar se enseña, y eso es lo que pasó con el irresponsable de Fox, quien ahora desde el extranjero responde a un señalamiento público de un legislador federal, a quien acusa de estar involucrado en narcotráfico, cuando públicamente todos sabemos que la PGR exoneró a Beltrones.

"Si el loco de Fox ahora señala a Beltrones de ese vínculo, él es responsable penalmente, porque como titular del Ejecutivo no aplicó la ley, y mucho menos denunció tal situación; simplemente a este mitómano no se le puede creer nada, su vida comienza a ser una tragedia porque se han descubierto las redes de impunidad que él protegió. El único remedio para Fox es el Prozac, retirarle la pésima influencia de Martita y confinarlo a un manicomio, porque ahora resulta que le gusta que sus incondicionales le sigan llamando `presidente'."

Alejandro Chanona Burguete, coordinador de Convergencia, aceptó que la reacción de Fox va generando crispación social, y en nada enaltece la vida pública del país. Es una guerra sin cuartel, dijo, y el llamado es a la responsabilidad y a la mesura. Adelantó que en la investigación de enriquecimiento del ex presidente coadyuvarán la comisión recientemente creada para este efecto, y la de Construcciones Prácticas, que involucra a los hijos de Marta Sahagún.

Fox, "por sus características histriónicas, es incontrolable; debe haber un mecanismo que lo exhorte a ser sensato y contribuya a la estabilidad social. (...) El mecanismo para controlarlo puede sobrevenir de su partido, del gobierno federal o del mismo Congreso".

Elías Cárdenas (Convergencia), presidente de la comisión que investiga la empresa Construcciones Prácticas, replicó a Fox porque debería ocuparse de comprobar su inocencia y la de su familia política. Calificó de imprudente y fuera de lugar la declaración contra Beltrones.


Defiende el PAN a Fox y familia

La dirigencia del PAN volvió a salir ayer en defensa del ex presidente Vicente Fox al considerar que existe una campaña de denuestos orquestada contra el guanajuatense por quienes anteponen sus intereses personales y políticos a la auténtica búsqueda de la verdad y la justicia.

Los señalamientos del blanquiazul se produjeron anoche, luego del escándalo por los dimes y diretes entre Fox y el senador del PRI Manlio Fabio Beltrones. En este marco, el perredista Graco Ramírez sostuvo que Marta Sahagún, esposa del ex mandatario, amenazó a Felipe Calderón con revelar todo lo que ella y su esposo saben del proceso electoral de julio de 2006, si se pretendía investigar los negocios de sus hijos.

El legislador señaló que, según versiones "de primera mano", Sahagún negoció con el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Juan Camilo Mouriño, la impunidad para Fox, ella y su familia. Habría advertido que o se paraban las indagatorias o hablarían con toda claridad de cómo Calderón llegó a Los Pinos.

La negociación habría incluido, sostuvo, dejar la vía franca para que Germán Martínez Cázares asuma la presidencia del PAN, a cambio de protección para los Fox. "Por eso el enojo de la pareja, al integrarse, con el aval panista, la comisión investigadora en San Lázaro."

Por otra parte, la dirigencia blanquiazul se pronunció por un trabajo serio, objetivo y responsable de dicha instancia. Consideró que el discurso opositor busca desprestigiar la imagen del ex presidente, a quien caificó de ser "el primer mandatario preocupado por la transparencia y la rendición de cuentas en el país".