La Liga Arabe aseguró a través de un comunicado que Gaza es una tierra árabe ocupada, por lo tanto es responsabilidad (de Israel) la seguridad de esos territorios
La Liga Arabe, la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) , Jordania y Egipto condenaron hoy la decisión de Israel de declarar a la franja de Gaza "entidad enemiga" y advirtieron de las consecuencias de esta decisión para el pueblo palestino.

La Liga Arabe aseguró a través de un comunicado que "Gaza es una tierra árabe ocupada, por lo tanto es responsabilidad (de Israel) la seguridad de esos territorios de acuerdo con las convenciones de Ginebra y con las leyes humanitarias".

"La Liga árabe sostiene que Israel es responsable pleno de cualquier acción que tome en contra de la franja de Gaza o de Cisjordania" , agrega la nota.

Desde la ciudad saudí de Yedah, el secretario general de la OCI, Ekmeledin Inshanoglu, calificó la decisión de "opresiva" y añadió que "cualquier medida tomada por Israel derivada de esa iniciativa supondrá una violación al derecho internacional, un castigo y una flagrante agresión contra el pueblo palestino".

Por su parte, el gobierno jordano aseguró que la decisión israelí no ayudará a los esfuerzos para reanudar el proceso de paz en Oriente Medio.

"El gobierno jordano rechaza la decisión y pide a Israel que la revoque y que respete la ley internacional respecto a Gaza y los ciudadanos palestinos" , dijo el portavoz del ejecutivo jordano, Naser Judeh.

El portavoz añadió que si esa decisión se lleva a la práctica tendrá "peligrosas repercusiones humanitarias, de seguridad y medioambientales".

Por su parte, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Abul Gheit, se sumó a las condenas y advirtió de las posibles consecuencias negativas de la decisión.

Ayer el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a Israel que reconsiderara su decisión y aseguró que la intención de interrumpir servicios esenciales en la Franja de Gaza, como electricidad o combustible, son contrarias a las obligaciones previstas en el derecho internacional hacia la población civil.

Israel declaró ayer oficialmente que el Movimiento Islámico Hamás ha convertido Gaza en "un territorio enemigo" , por lo que se le puede imponer medidas de castigo y restricciones.