El rapero estadounidense Snoop Dogg se salvó otra vez de ir a la cárcel, pero a cambio deberá prestar 160 horas de trabajo comunitario.
Los Angeles, EU.- El músico, productor y actor se declaró culpable en relación a su detención en el aeropuerto John Wayne de Santa Ana, California, hace un año. A los agentes de seguridad les había llamado la atención un bastón plegable en su equipaje.

Además del trabajo comunitario, Snoop Dogg deberá destinar 10.000 dólares a fines benéficos.

"Estamos muy satisfechos con el resultado", dijo su abogado Donald Etra tras la audiencia la noche del jueves. El músico ya tiene "en espera" otras 800 horas de trabajo comunitario por dos incidentes ocurridos en octubre y noviembre de 2006 en Burbank, California.

De todas maneras, el rapero sólo tendrá que trabajar realmente la mitad del tiempo. Las restantes horas las podrá dedicar al Snoop Youth Football Club, fundado por él, comentó "E!Online".

En cuanto a lo profesional, el músico, de nombre real Cordozar Calvin Broadus, sigue triunfando. Su noveno álbum de estudio, "Ego Trippin'", se publicará previsiblemente en 2008. Además, el padre de tres hijos, empresario y rapero tiene su propio reality show en Internet.