El gobernador del estado de México cuestionó la procedencia de las grabaciones, a las que calificó como parte del golpeteo electoral
El Universal
El gobernador del estado de México cuestionó la procedencia de las grabaciones, a las que calificó como parte del golpeteo electoral
El gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, condenó el espionaje telefónico del que fue objeto Fidel Herrera, mandatario de Veracruz.

Después de hacer entrega de la segunda etapa del Parque Ambiental Bicentenario, el mandatario fue entrevistado por los reporteros que le cuestionaron sobre el tema. Al respecto comentó que se trataba de un hecho "muy lamentable, porque creo que es parte de este golpeteo electoral".

Peña Nieto añadió que no es "deseable que en el futuro (...) sigamos viendo este tipo de actividades que llaman la atención y ahora valerse de la ilegalidad para pretender ganar una elección".

El mexiquense cuestionó la intención de dar a conocer dichas grabaciones, así como su procedencia. "Quienes han venido exhibiendo estas llamadas como gran logro, que están en la ilegalidad, de dónde las obtuvieron; no nos hagan pensar o suponer que instituciones dedicadas a trabajos de inteligencia ahora las utiliza el gobierno y el partido en el gobierno para fines electorales".

El día de ayer, el presidente nacional del Partido Acción Nacional, César Nava, reveló dos conversaciones telefónicas del gobernador de Veracruz, el priísta Fidel Herrera, en las que presuntamente ordena la creación un "programa de empleo temporal" con los ciudadanos de su estado para apoyar a sus candidatos de cara al 4 de julio.