Notimex
Roma, Italia.- El delantero brasileño Adriano Leite Ribeiro, recientemente excluido de la Liga de Campeones, confesó haber perdido un año y medio de su vida en el alcohol y las fiestas, aunque dijo haber superado ese momento y estar comprometido en su retorno al campo de juego.
En una entrevista con la televisora Sky, el jugador del Inter reconoció no haber podido manejar sus problemas personales, ni haber sido capaz de mantenerlos fuera del campo.

"Perdí un año y medio de mi vida, había demasiadas cosas que me afectaban, no lograba a tener mis problemas fuera del campo, a manejarlos bien", dijo.

"Fue un error mío, debía olvidar un mal momento y buscar dar lo mejor en el futbol para olvidar mis problemas, pero las cosas ni se dieron así", añadió.

El brasileño de 25 años de edad confirmó su desilusión por haber sido excluido de la Liga de Campenoes.

"Estoy triste porque no puedo ayudar a la escuadra, pero ahora me comprometo para retornar", dijo.

Reconoció habese equivocado "muchísimo" y entre sus problemas se refirió al "golpe" que sufrió con la muerte de su padre y a su afición por la "dolce vita", él que es originario de una "favela" de Río de Janeiro.

También aceptó sus problemas con el alcohol, al que recurría todas las noches "para poder dormir".

"He traído a Milán a mi madre y a mi hijo. Esto es muy imporante paa mí porque es como si hubiera encontrado de nuevo la felicidad. Ellos dicen que soy muy bueno y que ese es mi problema, que la gente busca da;arme, pero yo soy así y no puedo ser de otra forma", aseguró.

Tras el "mea culpa" de Adriano, el presidente del Inter, Massimo Moratti le expresó su apoyo.

"Adriano dijo cosas inteligentes, es difícil cambia de vida, pero debe ser acompañado en ese camino", declaró.

Dijo que incluso si en el campo de juego fuera la mitad de lo que era hace dos años, lo tendría "porque es un campeón que puede marcar la diferencia".