Notimex
Cuernavaca,.- El procurador general de Justiciade Morelos, José Francisco Coronato Rodríguez, confirmó que las dospersonas halladas esta mañana dentro de la cajuela de un vehículosobre la autopista México-Cuernavaca son miembros de la PolicíaMinisterial de la entidad.
Según reportes de la Procuraduría General de Justicia del
Distrito Federal, los cuerpos corresponden al comandante Víctor
Enrique Payán Anaya, director operativo de la Policía Ministerial, y
a Terry Meléndez Díaz, elemento de la misma corporación.

Ambos hombres fueron interceptados sobre el kilómetro 44 de la
Autopista México-Cuernavaca, por personas hasta ahora desconocidas,
quienes los asesinaron.

Los cuerpos fueron encontrados al interior de un vehículo
Volkswagen, Polo, de color blanco, mismo que fue robado con violencia
el pasado 15 de abril en la delegación Benito Juárez de la Ciudad de
México.

La unidad oficial asignada a Payán Anaya, una camioneta
Silverado, de color blanco, fue encontrada en la calle Tabachín y
Llamarada, a una calle de la sede de la PGJE.

Coronato Rodríguez manifestó que tuvo comunicación directa con
el procurador general de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo
Félix, quien confirmó de manera oficial el deceso e identidad de los
mencionados servidores públicos.

"El comandante Payán cumplió con las encomiendas que se le
asignaron, muchas de ellas con alto grado de riesgo, tales como los
operativos en el municipio de Huitzilac, actuaciones que sin duda
serán una de las líneas de investigación que seguirá la Procuraduría
capitalina con la que coadyuvará la instancia morelense", señaló.

La información que se tiene es que Payán Anaya tenía su
domicilio en la colonia Las Fincas, del municipio de Jiutepec, desde
donde viajaba de manera constante a la capital del país y al Estado
de México, lugar donde reside su familia.

Indicó que habrá que esperar que agoten todas las líneas de
investigación para el esclarecimiento de estos hechos, sin descartar
que existe la posibilidad de que se trate de disuadir o intimidar a
los integrantes de las fuerzas policiacas para que no realicen su función.