La Jornada
México, D.F.- El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que el reporte anual recién presentado por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), confirmó que bajó la pobreza en el país.
El reporte de la CEPAL, titulado "Panorama Social de América Latina 2007", señala que en el país el porcentaje en situación de pobreza de la población tiende a disminuir.

Sin embargo, a pesar de la reducción reportada por la institución internacional, el Consejo reconoció que los niveles de pobreza y desigualdad "aún son elevados en México, debido a un crecimiento económico per cápita anual de tan sólo 1.7 por ciento promedio en los últimos 14 años. Lo que no ha permitido un crecimiento sostenido del salario real ni de los empleos formales".

"Para lograr una reducción acelerada de la pobreza en nuestro país, es necesario continuar con los esfuerzos en materia de políticas económicas y sociales", precisó el Coneval.

De acuerdo con el reciente reporte de estimaciones de pobreza por ingreso a nivel nacional y en los ámbitos rural y urbano para el 2006, sustentado en la información presentada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, México logró disminuir el porcentaje de su población en situación de pobreza de patrimonio al pasar de 47.2 a 42.6 por ciento entre 2004 y 2006. La alimentaria, según se refiere, pasó de 17.4 por ciento en 1992 a 13.8.

De acuerdo con la información presentada el pasado jueves por la CEPAL, México logró disminuir el porcentaje de su población en pobreza de 37 a 31.7 por ciento entre 2004 y 2006.

Como La Jornada lo publicó el viernes, la CEPAL "confirmó que México ha tenido un ritmo menor de disminución de la pobreza en la región, comparado con países como Argentina, Venezuela y Perú". Situación que el secretario ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, reiteró en videoconferencia al señalar que "la pobreza en México sigue siendo elevada".

El funcionario de la ONU expuso que la reducción de la pobreza observada en los últimos años es explicada por las remesas y programas como Oportunidades, "y menos por el aumento del empleo y sobre todo de los salarios reales".