Notimex
Cuando parecía que Haiti lograba la hazaña, apareció Stuart Holden para prender un disparo impresionante que se coló pegado al poste izqueirdo y así poner el 2-2 definitivo.
Foxboro.- Cuando parecía que la sorpresa se daba, Estados Unidos rescató en el último suspiro el empate 2-2 ante Haití, que acarició la gloria, para así asegurar el primer sitio del Grupo B de la Copa Oro 2009, en partido disputado en el estadio Gillette de esta ciudad.

Los goles del cuadro local fueron obra de Davy Arnaud, al minuto seis, y de Stuart Holden, al 92. Mientras, Sirin Vaniel, al 46, y Mones Chery, al 48, marcaron por los caribeños.

Con este resultado, Estados Unidos sumó siete unidades como líder indiscutible, mientras Haití acumuló cuatro para también alcanzar su lugar en la siguiente fase.

Parecía un partido de puro trámite para Estados Unidos; con el pase a cuartos de final en la bolsa, el técnico Bob Bradley decidió colocar un cuadro completamente alternativo, que en el inicio no tuvo mayor problema para irse al frente en el marcador y así enfilarse, aparentemente, a su tercer triunfo consecutivo.

Apenas corría el minuto seis cuando Davy Arnaud recibió un excelente pase filtrado que lo dejó solo de frente al marco de Jean Zephirin, a quien doblegó con un disparo abajo pegado al poste derecho.

Con el transcurso de los minutos, y tras un disparo al travesaño por parte de Stuart Holden, el conjunto de las "barras y las estrellas" comenzó a consentir a los caribeños.

Ante la complacencia de los estadounidenses, los haitianos tuvieron más tiempo la pelota y cerca estuvieron de la igualada en un disparo de Vaniel Sirin que el portero Luis Robles no atajó bien y que lo obligó a despejar en la línea.

A un minuto del descanso, los dirigidos por el colombiano Jairo Ríos dejaron escapar el empate en tres disparos a "boca de jarro", para así irse al descanso con la desventaja.

Haití sabía que necesitaba emparejar la pizarra y no sólo lo consiguió, sino que en los primeros cinco minutos de la parte complementaria logró darle la vuelta a la pizarra, en dos grandes acciones individuales.

El empate se gestó en los pies de Leonel Saint-Preaux, quien por derecha con gran habilidad llegó hasta línea de fondo, para enviar un balón a segundo poste donde Sirin Vaniel se tendió para conectar de cabeza y enviar el esférico al fondo de las redes, al minuto 46.

La escuadra norteamericana no supo cómo responder a esta situación y cayó en un descontrol que le costó la segunda anotación en un grave error de la zaga que despejó un balón al centro, donde Mones Chery prendió un derechazo impresionante que se incrustó en el ángulo superior derecho para darle la vuelta al marcador, al 48.

Con el daño ya hecho, los norteamericanos se fueron con todo al frente con más deseos que buen futbol, mientras Haiti echó el "camión atrás" en busca de mantener la ventaja.

Cuando parecía que Haiti lograba la hazaña, apareció Stuart Holden para prender un disparo impresionante que se coló pegado al poste izqueirdo y así poner el 2-2 definitivo.

El arbitraje estuvo a cargo de Walter Quesada, quien tuvo una actuación aceptable. Amonestó a Davy Arnaud (27) por Estados Unidos. Mientras Kyle Beckerman (79) vio cartón preventivo por los haitianos.