Notimex
Los escritos de Salvador Novo se caracterizaron por su ironía, acidez y apego a las situaciones cotidianas. Entre sus obras destacan: "XX Poemas" (1925), "Espejo "(1933), "Nuevo amor" (1933), "Poesías escogidas" (1938), "Dueño mío: cuatro sonetos inéditos", (1944) y "Florido laude" (1945).
México, D.F..- Al conmemorarse el 105 aniversario del natalicio del escritor y dramaturgo mexicano Salvador Novo (1904-1974), un grupo de actores dirigido por Gonzalo Valdés llevó a cabo, la víspera, una lectura dramatizada de la obra "Ecce Novo" o "El tercer Novo", en el Palacio de las Bellas Artes.

Por espacio de dos horas, el público, que llenó las butacas de la Sala Manuel M. Ponce, tuvo la oportunidad de disfrutar y aplaudir el trabajo de ocho actores y un músico en escena.

Ellos, a través de una gama de diálogos, luces y música, lograron sumergir al espectador en una atmósfera de humor y nostalgia.

Escrita por Valdés, la obra se desarrolla en un cuarto de hotel donde un "Salvador Novo", interpretado por el actor Ismael Larumbe, en plena decadencia, se encuentra a la espera de dos amantes, a quienes no ha visto en mucho tiempo.

Es en esos momentos cuando, a manera del "Fausto" de Goethe, entabla una conversación con "Lucifer", interpretado por Marco Bacuzzi, en la que se exponen de manera clara las preferencias sexuales y políticas del escritor homenajeado.

Al respecto, en entrevista concedida a Notimex, Larumbe señaló: "Salvador Novo fue un personaje muy complejo porque se atrevió a presentarse ante la sociedad de ese momento como era, su homosexualismo fue algo obvio y evidente, así como su amor por la literatura".

De la misma manera, el actor enumeró tres características que encontró en el "Novo" de la obra: "La primera es que encontré a un socarrón le gustaba ligar y andar tras los muchachos; a un político que tenía que quedar bien con el sistema y a un hombre que al final se muestra arrepentido porque nunca amó".

"En cada personaje que interpreto busco realmente encontrar algo que me pueda aportar y a su vez que pueda aportarle yo a la vida, sentí al público entregado y muy compenetrado con nosotros, se logró transmitir emoción y eso es lo importante en un actor", agregó Larumbe.

Asimismo, hizo pública la invitación de apoyar al teatro mexicano porque, según señaló: "debe ser visto porque la cultura nos pertenece y está a nuestro alcance, lo importante es que la gente tenga la oportunidad de representarse y manifestarse para que los productores no tengan miedo a invertir", afirmó.

Los escritos de Salvador Novo se caracterizaron por su ironía, acidez y apego a las situaciones cotidianas. Entre sus obras destacan: "XX Poemas" (1925), "Espejo "(1933), "Nuevo amor" (1933), "Poesías escogidas" (1938), "Dueño mío: cuatro sonetos inéditos", (1944) y "Florido laude" (1945).

También escribió: "La culta dama" (1951), "Yocasta o casi" (1961), "Ha vuelto Ulises" (1962), "El sofá" (1964) y "Diálogo de ilustres en la Rotonda" (1966). Desde 1952 perteneció a la Academia Mexicana de la Lengua. Falleció en la Ciudad de México en 1974.