Notimex
México.- Con una delicada y apasionada ejecución, el primero de los repartos que ejecutó la ópera "Lucia de Lammmermoor" conquistó al público que llegó la víspera al Palacio de Bellas Artes, para asistir a la primera de las cinco funciones que serán ofrecidas.
El tenor José Luis Duval y la soprano Eglise Gutiérrez lograron a través de disciplinadas tesituras, buenas interpretaciones y actuaciones, una ovación cerrada que puso de pie a los asistentes, demostrando la calidad de una producción cien por ciento mexicana a pesar de que no lució al máximo de su capacidad.

Lucia di Lammermoor es una ópera en tres actos con música de Gaetano Donizetti y libreto de Salvatore Cammarano, basado en la novela "The Bride of Lammermoor", de Sir Walter Scott, la cual fue estrenada en Nápoles el 26 de septiembre de 1835.

Una de las partes más conocidas de la ópera es la escena de la locura en el tercer acto, en el cual Eglise se encargó de contagiar al público llevándolo a uno de los momentos de más éxtasis artístico.

La obra contiene algunas de las notas para soprano más alta del repertorio: dos mi bemoles sobreagudos (una nota aún más alta la encontramos en la ópera de Mozart, La flauta mágica: un fa sobreagudo), estas notas no están escritas en la partitura, y son interpretadas o no por determinadas cantantes.

Durante décadas, Lucia era considerada apenas como una pieza de artificio para demostrar las capacidades vocales de las sopranos. Sin embargo, luego de la Segunda Guerra Mundial, sopranos como María Callas y Joan Sutherland la acuñaron en el repertorio estándar, y actualmente es una ópera muy interpretada y grabada.

La pieza será cantada además por la soprano veracruzana Olivia Gorra, quien tiene una ascendente carrera en este país y en el mundo, y quien ejecutará el papel de Lucía, los días 2 y 4 de diciembre próximos.

El domingo 2 de diciembre encabezará con el tenor José Luis Duval y el martes 4 del mismo mes, con el tenor Fernando de la Mora.

Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti, es una de las óperas más queridas por el público y no se presentaba en Bellas Artes desde 1991, volviendo a este escenario el 29 de noviembre, así como el 2, 4, 6 y 9 de diciembre.

La versión mexicana, no presentada desde 1991 en Bellas Artes, muestra un montaje de gran lucimiento hecho en México, con la propuesta escenográfica de Philippe Amand.

Bajo la Dirección de Edoardo Müller, con una trayectoria de 50 años en los teatros más importantes del mundo, entre estos la Scala de Milán y el Metropolitan Opera House de Nueva York, la obra va de lo puro al estilo más concentrado y apasionado.

La dirección escénica, que se vale de recursos cinematográficos sobre velos, está a cargo de la mexicana María Morett, quien se ha desempeñado en el teatro y en la escenificación de la ópera contemporánea, además de que participará el Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, con la acostumbrada buena ejecución.

Lucia de Lammermoor es una historia basada en la gran novela de Walter Scott "The Bride of Lammermoor", a la que puso música con genio indiscutible, el gran Donizetti.

La pieza operística en tres actos se estrenó en el Teatro San Carlo de Nápoles en 1835, presentándose por primera vez en México en 1841 y no se escenificaba en Bellas Artes, desde 1991.