Notimex
Completa el cuadro ruso la sorpresa del torneo, al imponerse en la final 2-0 a Rangers de Escocia
El cuadro ruso Zenit San Petersburgo completó la sorpresa en la Copa de la UEFA, al imponerse en la final por marcador de 2-0 a Rangers de Escocia, para conquistar su primer título europeo.
Las anotaciones del triunfo ruso fueron marcadas por Igor Denisov al minuto 72 y Konstantin Zurianov, al 93, en el encuentro disputado en el estadio City of Manchester, que le dio la corona al cuadro dirigido por el holandés Dirk Advocaat.

Zenit, que releva como monarca al bicampeón Sevilla, conquistó el primer título para Rusia en la Copa de la UEFA, para igualar a Dínamo de Moscú como los únicos cuadros rusos en poseer un trofeo europeo, tras el triunfo en 1972 en la Recopa de Europa.

Desde el principio del encuentro el conjunto escocés tenía bien definida cuál sería la estrategia a seguir durante el encuentro, apostar por la solidez defensiva que mostró durante toda la justa y en un contragolpe ofender a los rusos.

Rangers entregó el control del balón a Zenit y se mostró cómodo sin la posesión del esférico, por lo cual durante toda la primera parte no inquietaron la meta defendida por el arquero Viacheslav Malafeev, quien vivió el encuentro como un espectador más.

Para la segunda mitad las cosas no cambiaron mucho, Rangers continuó con su mismo esquema táctico, mientras que los embates rusos se acercaban cada vez más a la anotación, la cual se negó a llegar en más de una ocasión.

El cuadro escocés no soportó la presión y con un pase filtrado de Andrei Arshavin por el centro del área para Igor Denisov, quien definió por abajo ante la salida del guardameta Neil Alexander y así poner en ventaja a Zenit y acercarlo a su primer título europeo.

Con la anotación en contra la situación se invirtió y Rangers dejó su esquema defensivo para buscar la igualada, la cual enviara el encuentro a la prórroga, pero los contragolpes rusos estuvieron más cerca de ampliar la diferencia.

Ya en tiempo de reposición llegó la cereza del pastel con la anotación de Zurianov, quien remató dentro del área chica un servicio desde el lado izquierdo del área por parte de Fatih Tekke, para sentenciar la victoria rusa.