La Jornada
Barlett Díaz, quien es una de las voces más críticas del priísmo y un férreo detractor de la gestión presidencial de Carlos Salinas, añadió que "lo que yo explicaba hace un rato en mi discurso sobre la autonomía que requiere la Auditoria Superior de la Federación (ASF) es verdaderamente inaudito: se apoderan del dinero los coordinadores parlamentarios y se convierten en los jefes de los demás diputados. Es decir: se elige al coordinador, éste se convierten en jefe y patrón de los diputados; tiene el manejo del dinero y tiene la oportunidad de promover o no lo que se le pegue la gana".
México, D.F..- Ante la información que ha trascendido en horas recientes sobre el posible nombramiento de Francisco Rojas (ex director de Petróleos Mexicanos durante el sexenio de Carlos Salinas) como coordinador de la nueva bancada del PRI en San Lázaro, quien contaría con el apoyo de la dirigente nacional del partido, Beatriz Paredes, el ex secretario de Gobernación Manuel Barlett Díaz aseguró ayer que "si no hay una votación abierta para decidir al próximo líder, los legisladores priístas van a quedar, por enésima vez, sometidos a intereses extra-legislativos... Entonces aparecerá Salinas y sus intereses, sus compromisos económicos. a mandar sobre la fracción del PRI".

De concretarse este hecho, destacó, el efecto que tendría un coordinador designado por la cúpula de ese partido "sería desastroso para la democracia del país, porque la liquidaría".

Barlett Díaz, quien es una de las voces más críticas del priísmo y un férreo detractor de la gestión presidencial de Carlos Salinas, añadió que "lo que yo explicaba hace un rato en mi discurso sobre la autonomía que requiere la Auditoria Superior de la Federación (ASF) es verdaderamente inaudito: se apoderan del dinero los coordinadores parlamentarios y se convierten en los jefes de los demás diputados. Es decir: se elige al coordinador, éste se convierten en jefe y patrón de los diputados; tiene el manejo del dinero y tiene la oportunidad de promover o no lo que se le pegue la gana".

Luego, agregó: "si ponen de afuera a un coordinador que no corresponde a la votación interna del PRI, pues es lo mismo. Lo que pasará es que no le cortarán las manos ni pondrán control en los dineros de la bancada".

El también ex gobernador de Puebla sostuvo que si es Francisco Rojas el próximo coordinador de los priístas en San Lázaro, "quedará en evidencia que los diputados no son más que borregos, incapaces de ejercer su función.

"Estamos perdidos en nuestro partido si en verdad se confirma que las designaciones vienen desde afuera, y se les dice a los diputados: `pues éste es su coordinador, vayan y háganle cola ahí'. Rojas está ligado a Carlos Salinas, quien ha echado a perder al PRI; Salinas quiere mantenerse como el gran capo de este país, y como tiene recursos y compromisos económicos trasnacionales ajenos a los intereses nacionales, pues sigue influyendo negativamente en el partido", refirió.