Liubliana.- El conservador Lojze Peterle obtuvo el mayor número de votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Eslovenia, por lo que pasaría a la segunda ronda del 11 de noviembre, tras el recuento de más del 95% de los votos.
En unos comicios clave para el gobierno de centro-derecha un año antes de las elecciones legislativas y a dos meses de asumir la presidencia semestral de la Unión Europea, Peterle obtuvo el 28,21% de los sufragios, tras el escrutinio de más del 95% de las papeletas.

La identidad de su adversario en la segunda vuelta era una incógnita este domingo, ya que el voto por correspondencia, que será escrutado en los próximos días, representa el 4% del cuerpo electoral.

Según los resultados oficiales parciales, sus dos adversarios directos de centro-izquierda tenían casi el número de votos. El candidato respaldado por el partido socialdemócrata, Danilo Turk, tenía el 24,68% de los votos. El liberal Mitja Gaspari, ex gobernador del Banco Central esloveno, alcanzaba el 24,29% de los sufragios.

Peterle, que estuvo al frente del primer gobierno elegido democráticamente en Eslovenia, entre 1990 y 1992, cuenta con el apoyo de la coalición de centro-derecha del primer ministro Janez Jansa.

Su resultado provisional es bastante modesto respecto a las últimas encuestas pre-electorales sobre intención de voto, que le otorgaban un 38%.

De hecho, los observadores estimaban el domingo que el resultado final quedaba abierto, pues su adversario bien podría acaparar los votos del electorado de izquierdas en la segunda vuelta.

La tasa de participación alcanzó el 55,7%, según resultados oficiales parciales comunicados por la comisión electoral hacia las 19H30 GMT.

La publicación de los resultados oficiales definitivos de esta primera vuelta está prevista el 29 de octubre.

Alrededor de 1,7 millones de votantes estaban convocados a las urnas este domingo para designar al tercer presidente del país desde que se independizó de Yugoslavia en 1991.