Notimex
Londres, Inglaterra.- Ron Dennis, jefe de la escudería británica McLaren Mercedes, consideró hoy que la sanción que le impuso hoy la FIA a su equipo no fue merecida, ya que las evidencias presentadas no demostraron que su escuadra fuera beneficiada por la filtración de información.
La escudería fue acusada de haberse beneficiado de un informe técnico sobre Ferrari, tras encontrar en manos del entonces diseñador en jefe de McLaren, Mike Coughlan, ahora suspendido, información privilegiada.

La Federación Internacional del Automovilismo (FIA) le retiró todos los puntos que había obtenido en la temporada 2007 en el Mundial de Constructores a McLaren y le impuso una multa de 100 millones de dólares por el caso de espionaje.

"Las evidencias dadas a la FIA por nuestros pilotos, ingenieros y staff técnico demostraron claramente que no hicimos uso de ninguna filtración para obtener alguna ventaja competitiva", señaló Dennis.

El jefe del equipo de Woking insistió en que la información que tenían algunos de sus empleados no fue utilizada para su beneficio, por lo que la sanción resulta injusta.

"Nunca hemos negado que la información de Ferrari estaba en posesión de uno de nuestros empleados. La cuestión es si fue usada por McLaren. No es el caso y no ha sido probado hoy", señaló.

Por su parte, el alemán Norbert Haug, máximo responsable del departamento deportivo de Mercedes señaló que la sanción "resulta chocante" y aseguró que continuarán trabajando para que "triunfe la justicia".

"Este veredicto resulta chocante para todos los miembros del equipo y, como muestran las reacciones de la prensa y de los aficionados a la Fórmula Uno, también para muchas otras personas", señala Haug en un comunicado de prensa.

"Vamos a seguir luchando con todas nuestras fuerzas para dar la respuesta adecuada: tanto en los circuitos, como el último fin de semana en Monza, como en los juzgados, para que triunfe la justicia", concluyó el responsable de la marca que provee motores al equipo McLaren.