Notimex
Guadalajara.- El académico Luis Valdivia Ornelas dijo que en la zona metropolitana de Guadalajara existen unos 198 puntos susceptibles a encharcamientos y hasta a inundaciones severas por las lluvias, problema que aumenta por el crecimiento de la urbe.
El investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG) dijo que tras un recorrido por zonas susceptibles a inundaciones, las áreas más afectadas por este fenómeno son El Dean, la zona industrial, la colonia Ferrocarril, Cruz del Sur, Gobernador Curiel, Plaza del Sol, entre otras.

'Son los puntos críticos, los que ya sabemos que por lo menos tienen 30 años con el mismo problema, que es dinámico, e incrementa por la cantidad de agua, por lo que el daño de la inundación será cada vez mayor en estos puntos', apuntó.

Señaló que hay nuevos espacios urbanizados que pueden convertirse en zonas de riesgo, como Tlajomulco, aún cuando no hay monitoreos y estudios puntuales en dicho municipio, aunque estimó que existen por lo menos 40 puntos de inundaciones.

Tras visitar Santa María Tequepexpan, comentó que los desarrollos urbanos están en un sitio medio e incluso cerca del canal de arroyo seco, que drena la mayor parte del agua proveniente de Arenales Tapatíos y del bosque de La Primavera.

El académico del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) indicó que en dicho lugar 'baja mucha agua y como el canal no es muy amplio para conducirla toda, pues se desborda'.

Reiteró que los factores que agravan las inundaciones son la falta infraestructura adecuada, el retraso hidráulico, el crecimiento elevado de la población y que muchas zonas no debieron urbanizarse o por lo menos debieron tomar en cuenta criterios técnicos para que el impacto fuera menor.

'Hay información, cartografía, métodos que ayudan a entender el comportamiento de estos fenómenos, lo importante es pasar a la otra etapa, a fin de que estos datos sirvan para la toma de decisiones, tendremos que entrar en una lógica distinta', dijo.

Destacó que para este año podría registrarse una temporada difícil de inundaciones, si las lluvias tienen la misma intensidad que las del año pasado.

'Las inundaciones colapsan la movilidad urbana, como sucede en la avenida López Mateos, afectan viviendas, arrastran vehículos y provocan pérdidas humanas', concluyó.