Notimex
México.- El director ejecutivo de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas, Oscar Chacón, afirmó que en elecciones cerradas, como la que se avecina por la Presidencia de Estados Unidos, el voto latino es decisivo.
En conferencia de prensa para anunciar el Seminario Internacional "Los Migrantes: Desafíos y Oportunidades", que se efectuará aquí los días 8 y 9 de febrero, Chacón dijo que entre los desafíos está conciliar con plenitud sus derechos políticos.

Afirmó que en Estados Unidos hay campañas publicitarias promovidas por grupos racistas contra los migrantes, sobre todo luego de que se reconoció la crisis económica en ese país; sin embargo, planteó que a pesar de ello es evidente la importancia que representa el voto latino para decidir una elección.

Describió que el voto latino inmigrante en Estados Unidos ejemplifica una de las oportunidades que surgen, a pesar de los ataques y de las infamias que se dicen de los migrantes.

Añadió que lo anterior es sinónimo de que "caminan viento en popa", y de que cada año acumulan más capacidad de organización y de hacerse sentir como uno de los grupos minoritarios más importantes en Estados Unidos, sobre todo en procesos políticos importantes como las primarias presidenciales en Estados Unidos.

"El voto latino ha sido decisivo para la victoria de ciertos candidatos el día de ayer de ambos partidos, y esto hay que verlo desde la lógica del pacto de oportunidades que representan las migraciones", planteó.

Es importantísimo reconocer al migrante no sólo como ser humano, sino que puede aportar propuestas de solución a los desafíos como es la tendencia de deshumanización que se busca socavar los derechos de los migrantes.

"Creo que uno de los principales desafíos es reconciliar el pleno ejercicio de los derechos políticos de los migrantes, porque cuando se va de su país de origen pierde la más elemental definición de membresía en una sociedad, es decir, su ciudadanía", indicó.

La población migrante y las más de 70 organizaciones que aglutina la alianza que representa y que tiene su sede en la ciudad de Chicago, no considera a ningún candidato, ni demócrata ni republicano, favorecedor de los migrantes y menos de los latinos.

Sin embargo, dijo que al concluir las elecciones y tener claro quién gobernará Estados Unidos, presentarán propuestas claras y definidas, sobre todo que beneficien y reconozcan los derechos y aportaciones económicas de los 15 millones de migrantes que se estima radican en Estados Unidos de manera ilegal.

Dijo que la negociación de los migrantes con los gobiernos de países como Estados Unidos debe dejar de ser como si estuvieran pidiendo limosna, y los migrantes deben colocarse en el mismo nivel de posición de con quien negocian.

También reconoció que los gobiernos de los países que han expulsado a los migrantes a Estados Unidos que comprende la región de Centroamérica y el Caribe, así como México han tenido posiciones tibias que no apoyan y mucho menos permiten avanzar en beneficio de este grupo poblacional tan importante.

Sobre el seminario se informó que fue convocado por organizaciones de la sociedad civil nacionales y del extranjero, el Gobierno del Distrito Federal, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y la Asamblea Legislativa.

El objetivo es reunir durante dos días en el Club de Periodistas a los expertos en este tema ya que se considera que es de suma importancia fortalecer los lazos formales de cooperación para así incrementar la incidencia en los gobierno de los países receptores y expulsores, y forjar cambios en sus fallidas políticas económicas.