En la Cámara de Diputados PRI, PRD y PT indicaron que las descalificaciones de algunos senadores panistas al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2010 ponen en evidencia la división interna en el PAN y consideraron que no habrá veto presidencial.<br>Foto: El Universal
Notimex
En la Cámara de Diputados PRI, PRD y PT indicaron que las descalificaciones de algunos senadores panistas al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2010 ponen en evidencia la división interna en el PAN y consideraron que no habrá veto presidencial.
El coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Francisco Rojas Gutiérrez, mencionó incluso que con sus comentarios hay senadores que empiezan a revelar sus aspiraciones de llegar a San Lázaro en 2012.

Ojalá que el senador Felipe González, ahora que vuelva a la Cámara de Diputados y ejerza sus funciones y facultades como diputado proponga los "candados" que crea son suficientes y necesarios para los gobernadores, así como él seguramente los puso cuando fue gobernador de Aguascalientes, precisó.

El también legislador priista, David Penchyna, dijo que es lamentable que los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) voten en un sentido y los senadores de ese mismo instituto político pidan veto presidencial.

"Creo que es un despropósito, no veo en las expresiones del presidente de la República el ánimo de vetar el presupuesto, que además es su derecho y es quien va a tomar esa decisión", indicó. En tanto que el coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandro Encinas Rodríguez, descartó que el presidente Felipe Calderón tenga intención de vetar el Presupuesto.

"No veo que se vaya a vetar el presupuesto, las declaraciones de Felipe Calderón el día de ayer van en sentido contrario a las de los senadores, quienes descalifican el trabajo de sus propios correligionarios", mencionó.

A su vez del coordinador del grupo legislativo del Partido del Trabajo (PT), Pedro Vázquez, mencionó que la diferencia de posturas es una pugna interna, porque realmente el Senado en esta decisión quedó totalmente fuera, los panistas que son senadores están reclamando de alguna manera el que no se les invitó.