El Universal
Para que las empresas crezcan es primordial que empiecen a incluir en su personal a la generación net (Gen Net). Aunque a veces les parece difícil insertarlos, tienen que aprender sobre el potencial de esta generación, asegura Don Tapscott, director ejecutivo de New Paradigm Learning Corporation, empresa de consultoría que fundó en 1993.
Don Tapscott explica que la generación net está integrada por las personas que nacieron a fines de los 70 y principios de los 90; "los primeros que se han bañado en bits", que fueron criados, educados y socializados en un mundo de comunicaciones digitales.
Crecieron con las computadoras y por tanto, pueden "sobrevivir" conectándose aunque no tengan el apoyo de sus padres o maestros.

Son personas creativas que realizan múltiples tareas en sus dispositivos digitales, que viven bajo los lemas de independencia, variedad, creatividad, personalidad propia y participación en red.

"Ellos no pueden imaginar un mundo sin Google o sin teléfonos celulares y se caracterizan por una nueva ética laboral, influida por la velocidad a la cual se mueven la información y las decisiones", destaca.
Tapscott cree que esta generación alentará la innovación de las empresas, las cuales no sólo atraerán empleados con un alto potencial, sino también influirán en una nueva forma de ambiente laboral, que beneficia a nuevos y antiguos empleados por igual.

Don Tapscott es autor de los libros Wikinomics, Cambio de paradigma, Crecimiento digital y La corporación desnuda.

Fue el primero en acuñar el término economía digital, con el cual predijo el cambio que tendrían las estructuras de las empresas con la llegada de las tecnologías de la información.

También es profesor adjunto de Administración en la Escuela de Administración Joseph L. Rotman, de la Universidad de Toronto.

El especialista señala que, dadas las condiciones actuales, el consumidor gira en torno a las nuevas tecnologías y lo considera algo natural. Por ejemplo, está motivado por compartir archivos digitales de música mediante Napster, lo que revoluciona la forma de distribuir música. Con programas de televisión, películas y otros sucede algo similar.

No obstante, quienes no pertenecen a la "Gen N" también buscan cosas nuevas, y según Tapscott, se están cansando de los mismos procesos de consumo. "Están demandando que los proveedores se adelanten al gusto y deseo del cliente".