Icela Lagunas / El Universal
Ciudad de México / La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) consignó a José Luis Calva Zepeda, el presunto caníbal de mujeres, al Reclusorio Oriente por uno de los tres homicidios con los que se le relaciona.
Fuentes del Tribunal Superior de Justicia del DF informaron de la consignación sin detenido, que realizó la PGJDF.

Es decir, que la Fiscalía de Homicidios ya acreditó los delitos de homicidio calificado y profanación de cadáver en agravio de Alejandra Galeana Garabito, una empleada de Farmacias Similares, quien fue la última pareja sentimental del presunto caníbal.

Calva Zepeda se mantiene en el hospital Xoco y de momento no será enviado al Reclusorio Oriente.

A partir de la consignación que hizo la PGJDF correrán seis días para que el juez del caso solicite la orden de aprehensión y se ordene su captura y prisión.

De ser así se levantaría el arraigo de 30 días que el presunto caníbal y asesino mantendría en el Instituto de Formación Profesional. La consignación del expediente de Calva Zepeda se efectuó por uno de los tres homicidios con los que se le relaciona, el de Alejandra Galeana Garabito.

Están pendientes por resolver el de Verónica Consuelo Martínez Casarrubia, también empleada de farmacias, ex novia del detenido, quien apareció mutilada en el municipio de Chimalhuacán, estado de México.

De manera paralela, las autoridades estatales realizan la investigación de este crimen para tratar de acreditar la participación de Calva Zepeda en la muerte de Verónica Consuelo.

Apenas el viernes pasado, la Policía Judicial del estado de México capturó a un presunto cómplice y pareja sentimental de Calva Zepeda, un empleado de Farmacias Similares, Juan Carlos Monroy Pérez quien al parecer reconoció que ayudó a su amigo en el traslado del cadáver de Verónica al que dejaron abandonado en el panteón civil de San Agustín.

Aún está pendiente que la Fiscalía de Homicidios compruebe la participación del poeta y escritor de novelas de terror en la muerte de una presunta sexoservidora conocida como "La Jarocha" o "La Costeña", que apareció en la calle de Lerdo, en la zona de Tlatelolco, también mutilada.