NOTIMEX
Washington, EU.- El gobierno de Estados Unidos expresó hoy su consternación por la violencia contra altos mandos de las fuerzas del orden en México por parte del narcotráfico y la calificó como 'reacción brutal' a la determinación de enfrentarlo.
'Estamos consternados por la escalada de violencia contra mandos oficiales de las fuerzas del orden mexicanas', dijo el vocero del Departamento de Estado, Sean McCormack.

'Los recientes asesinatos de tres altos mandos policiales por asociados criminales y cárteles de tráfico de drogas son una reacción brutal a la determinación del presidente (Felipe) Calderón en la lucha contra el crimen organizado', enfatizó.

Edgar Millán Gómez, coordinador de Seguridad de la Policía Federal, fue asesinado el jueves pasado, días después del asesinato el 3 de mayo de Aristeo Gómez Martínez, director de la Jefatura del Estado Mayor de la Policía Federal.

El 1 de mayo fue asesinado Roberto Velasco Bravo, director de Crimen Organizado de la Dirección General de Análisis Táctico de la Policía Federal.

Esos actos 'ilustran la seria amenaza que esas organizaciones representan para las instituciones democráticas en México', recalcó el portavoz.

'Ofrecemos nuestras condolencias y más sentido pésame a las familias y colegas de esos valientes mexicanos', dijo McCormack al reiterar el 'total e inmediato apoyo' de Estados Unidos a la lucha antinarcóticos del presidente Calderón.

'La violencia y el tráfico de drogas son un problema compartido, y tenemos una responsabilidad compartida para enfrentarlos', señaló.

Agregó que 'los éxitos de México en esta lucha son nuestros éxitos'.

'Urgimos al Congreso a apoyar totalmente los fondos para la Iniciativa Mérida, un programa orientado a ayudar a México y los países centroamericanos a luchar contra el crimen organizado y el tráfico de drogas', recalcó.