Foto: Agencia
El Universal
La gente del lugar donde fue agredido Salvador Cabañas asegura que la PGJDF quiere desviar la atención con cosas no relevantes
Representantes del Bar Bar y sus empleados aseguraron que existen contradicciones en las declaraciones de José Francisco Barreto García alias "El Contador", por lo que negaron que José Jorge Balderas Treviño alias "El JJ" entrara armado a ese centro nocturno.

Tras reconocer plenamente a "El Contador", los empleados y en particular la familia de Carlos Cázares "Charly", gerente del lugar, cuestionan y ponen en entredicho la veracidad de la segunda declaración de José Barreto en la que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) afirman que el "JJ" entraba armado al Bar Bar. 

"Esta declaración, contrasta con la primera declaración que diera a la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), donde afirma que, al entrar al Bar Bar eran cacheados para ver que no trajeran armas", expusieron.

De acuerdo con la explicación vertida en un comunicado de prensa de la gente del Bar Bar, en otra parte de la entrevista, "El Contador" afirma que no se explica cómo el "JJ" traía un arma de calibre 25.

"Yo quiero pensar y bueno ni disculparme ni mucho menos, pero el arma con la que entró el "JJ" era un arma muy pequeñita, por que siempre traía armas más grandes, él siempre manejaba armas de calibre más gruesos, a la hora de que lo quiso amenazar y por el tamaño del arma, se le fue el tiro no sé", afirmó Barreto García.

"Cada vez que escucho que el "JJ" siempre entraba armado con un arma de calibre 25 al Bar Bar con la anuencia de mi hermano, imploro a Dios y a la justicia que revisen con cuidado la entrevista que dio en la SSP", comentó Armando Cázares, hermano del "Charly", gerente del lugar.

Añadió: "Me resulta difícil creer a una persona que dice dos cosas diferentes con autoridades distintas, es muy extraño, parece que en la segunda declaración ya no es el "El Contador" el que está contando el cuento".

Según el comunicado, Blanca Ocaña, madre de Carlos Cázares "Charly", insiste en su petición a las autoridades que su hijo sea dejado en libertad toda vez que la captura de "El Contador" y sus primeras declaraciones en la SSP confirman que "Charly" es inocente.

"Mi hijo está acusado de planeación y premeditación en la agresión contra Salvador Cabañas, pero las declaraciones de `El Contador', afirman lo contrario, ya que este señor dijo que él no pensaba que `El JJ' se fuera a pelear con Cabañas y corrobora que fue una situación que ocurrió en el momento, derivado de un pleito de borrachos; devuélvanme a mi hijo, y a mi nieto devuélvanle a su padre" dijo la señora Blanca Ocaña.

La gente del Bar Bar estimó que la PGJDF lo que quiere es desviar la atención con cosas no relevantes, cuando por las propias declaraciones de "El Contador", se trata de asuntos de una importancia infinitamente mayor, mencionando entre otras cosas complicidad de autoridades, y en lugar de dar importancia a lo anterior, prefieren hablar de que si el "JJ" le llamaba a "Charly", para avisarle que iba a ir o la supuesta orden que diera a "Charly" de borrar los videos, cuando es evidente que esto es falso, ya que los videos fueron entregados a las autoridades, y con estos se identificó a los inculpados.

"Basado en las declaraciones se ha dicho que el personal del Bar Bar, sabía que el agresor se dedicaba al narcotráfico; nos preguntamos bajo qué criterio se realiza dicha afirmación, ¿Debemos considerar que todo lo que diga un delincuente es verdad?, le parece lógico que alguien que se dedica a dichas actividades, ¿lo estaría haciendo público?", mencionaron.

Aseguraron que a raíz a de la detención de José Francisco Barreto, los trabajadores del Bar Bar han sido objeto de una campaña de calumnias y mentiras.