Notimex
Cd. de México.- La próxima semana continuará la volatilidad en los mercados, mientras no se aclare más el panorama en Estados Unidos sobre el impacto que tendrá la crisis del sector hipotecario de alto riesgo en la economía.
El Grupo Financiero Interacciones señaló que de corto plazo, será importante monitorear los resultados de las ventas minoristas en Estados Unidos durante la semana del Día de Acción de Gracias, en particular las del viernes 23 de noviembre.

En su reporte semanal, apuntó que más adelante el mercado se centrará cada vez más en el 11 de diciembre, cuando la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos dará a conocer si modifica o no las tasas de fondeo.

La semana entrante se darán a conocer indicadores importantes de confianza del consumidor, del sector inmobiliario y la construcción, las órdenes de bienes duraderos y los ingresos personales, añadió.

La dirección del mercado local será definida por los mercados de Estados Unidos, pero la aversión al riesgo, y por ende las valuaciones, de los mercados emergentes (México incluido) va al alza, y el mercado bursátil chino a dado señales incipientes de un ajuste.

Interacciones sugirió cautela frente el entorno actual, y reiteró su pronóstico de que el Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) llegará a los 35 mil 300 puntos para el cierre del 2008.

En las siguientes semanas, los datos económicos ayudarán a definir el deterioró que sufrirá el precio de las viviendas y la demanda por ellas, así como el impacto que tendrá esto sobre el ánimo de los consumidores.

Asimismo, las pérdidas que registrarán los balances de los grupos financieros por hipotecas de alto riesgo, y la magnitud de la reducción en los préstamos nuevos por el deterioro del índice de capitalización de los bancos, apuntó.