Vick tuvo que cumplir 23 meses en una prisión federal y fue suspendido indefinidamente de la NFL.
Filadelfia, EU.- La interrogante sobre el futuro del mariscal de campo Michael Vick se despejo después que las Aguilas de Filadelfia le ofrecieron un contrato por dos temporadas, para ser la gran noticia dentro de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

El fichaje de Vick le quitó protagonismo al regreso del también mariscal estelar Tom Brady, que llegó a Filadelfia para jugar por primera vez en casi un año con los Patriotas de Nueva Inglaterra, que ganaron 27-25 a las Aguilas en partido de pretemporada.

Brady lanzó dos pases de anotación y no mostró ningún tipo de problemas en la rodilla izquierda que tuvo que operarse el año pasado para corregirle una grave lesión de ligamentos que sufrió en el primer partido de la temporada del 2008.

Sin embargo, la vuelta triunfal de Brady quedó en un segundo plano después de confirmarse el fichaje de Vick por las Aguilas, que le ofrecieron un año garantizado, con opción a un segundo.

Brady dijo que no se había sorprendido con la vuelta de Vick a la competición de la NFL, dado que era un "buen jugador", a pesar que haya estado alejado dos años de la actividad deportiva.

Vick fue seleccionado con el número uno del sorteo universitario del 2001 por los Halcones de Atlanta y también llegó a ser el jugador mejor pagado de la NFL.

Pero no ha jugado desde el 2006, cuando su carrera quedó rota después que en agosto del 2007 fue sentenciado por conspiración y financiar una operación de peleas ilegales de perros.

Vick tuvo que cumplir 23 meses en una prisión federal y fue suspendido indefinidamente de la NFL.

Después de cumplir su condena y ser liberado del arresto domiciliario el pasado 20 de julio, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, condicionalmente levantó la suspensión de Vick, permitiéndole firmar con un equipo.

Las Aguilas viajarán a medirse contra el ex equipo de Vick, los Halcones, en la decimotercera semana de la NFL, el próximo 6 de diciembre.

Bajo los términos de la readmisión condicional, Goodell decidirá más adelante si el mariscal es reincorporado por completo a la NFL para la Semana 6 de la temporada regular.

Hasta entonces, Vick podrá participar de inmediato en los entrenamientos, reuniones y ejercicios de las Aguilas, y jugar en los últimos dos partidos de pretemporada.

Una vez que la temporada regular comience, Vick podrá participar en cualquier actividad de su nuevo equipo, excepto los partidos, aunque para el mes de octubre ya podría estar jugando.

El entrenador jefe de las Aguilas, Andy Reid, dijo que Vick se merecía una segunda oportunidad como persona y profesional.

"Estamos hablando de uno de los mejores mariscales de campo que había en la liga cuando estaba en activo", destacó Reid. "He hablado con Michael y está en buen lugar".

Durante los últimos años de su carrera (2004-06), Vick corrió el balón mejor que cualquier mariscal de campo para ser la auténtica estrella de los Halcones, que después de sus problemas con la ley le dieron la baja.

Vick tuvo seis partidos de 100 yardas terrestres y 102 acarreos de 10 o más yardas, pero también fue uno de los mejores acarreando el balón entre todos los jugadores de cualquier posición, especialmente en primer intento.

"Estamos muy ilusionados con el fichaje de Vick y tenemos toda la confianza de que puede hacer una gran labor con el equipo", agregó Reid.

Mientras, Brady, que utilizó un brazalete de protección para la rodilla izquierda, corrió bien cuando tuvo que salir del paquete de jugadores que le protegieron para la entrega del ovoide y lanzó dos pases de anotación al "tight end" Chris Baker.

Brady completó 10 de 15 pases para 100 yardas y le interceptaron un balón

"Necesito trabajar en los partidos, eso es todo", comentó Brady después del partido. "Tu no puedes hacer estas cosas en los entrenamientos".

Brady, ganador de dos premios de Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl, no pudo jugar toda la pretemporada del año pasado por culpa de una lesión de pie, sin especificar, y cuando volvió para el primer partido de la nueva temporada, frente a los Jefes de Kansas City, cayó lesionado de gravedad.

Brady, que había disputado 128 partidos consecutivos como profesional, vio cortada su racha triunfal y tuvo que perderse el resto del año.

"Espero recuperar el tiempo perdido y sobre todo demostrar que estoy completamente recuperado de la lesión", agregó Brady. "Este ha sido un buen comienzo y estoy contento".