El Universal
Cd. de México.- El contrato del arquitecto responsable de las obras de remodelación que se planean realizar en el cuarto de guerra de la Residencia Oficial de Los Pinos se encuentra en estricto cumplimiento de la legislación, informó la Presidencia de la República.
Este domingo, El Uniersal, dio a conocer que Miguel Murguía Díaz es el encargado de ejecutar las adecuaciones físicas al sótano de la casa Miguel Alemán, considerado un espacio estratégico, de análisis y de trabajo, en donde el primer círculo de colaboradores del Ejecutivo federal analizan situaciones de crisis o de seguridad nacional.

La nota informativa, publicada en primera plana, da cuenta de que los contratos AD-049-07 y AD-194-07 son constancia de los pagos que Murguía Díaz ha recibido por sus servicios de asesoría para la elaboración del anteproyecto de remodelación y del proyecto arquitectónico del sótano de la casa Miguel Alemán.

En total, el arquitecto Murguía, considerado polémico por sus trabajos desempeñados en el sexenio de Vicente Fox y que derivaron en diversas irregularidades encontradas por la Secretaría de la Función Pública, cobró a la Presidencia 241 mil pesos para asesorar los cambios que sufrirá ese recinto.

En cinco puntos, la Presidencia de la República aclara que Miguel Murguía Díaz fue contratado por el gobierno de Felipe Calderón "en estricto cumplimiento de la legislación vigente" para realizar y asesorar el desarrollo de un proyecto para "hacer diversas adecuaciones en algunas oficinas" de la casa Miguel Alemán, ubicada en Los Pinos.

Destaca que su contratación fue precedida por una "minuciosa investigación de mercado", en la que se constató que la propuesta económica presentada por el arquitecto Murguía "era la mejor para los intereses de la Presidencia de la República".

El texto enviado por Los Pinos agrega que los contratos fueron realizados en los términos que señala la Ley de Adquisiciones y que "no se tiene conocimiento alguno de que el arquitecto Murguía tenga impedimento normativo para ser contratado por cualquier dependencia gubernamental".

Se destaca que los trabajos de remodelación no contemplan llevar adecuaciones a la sala de reuniones Madero, sitio que también se ubica en el sótano de la residencia Miguel Alemán y que es utilizado para diversas reuniones en las que participa tanto el presidente Calderón como otros funcionarios de su equipo de trabajo.

Proyectos en sexenio de Fox

Murguía Díaz realizó trabajos como contratista y arquitecto en varios proyectos durante el sexenio del ex presidente Vicente Fox.

En 2003 fue contratado por Fonatur para realizar el proyecto de Escalera Náutica en el Programa de Desarrollo Urbano-Turístico de Santa María, Baja California.

Trabajó en la remodelación de la sede del Instituto Nacional de las Mujeres, cuando era dirigida por Patricia Espinosa Torres. Meses después, Murguía y Espinosa fueron demandados por incumplimiento de contrato.