El Universal
El diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva, de la Comisión de Energía de San Lázaro, lamenta el retraso en asignar el lugar para el proyecto; señala que va en aumento la importación de gasolina.
Está congelado un presupuesto anual de 12 mil millones de pesos, que debió ejercerse a partir de enero en la construcción de la nueva refinería en México, acusó el legislador Cuauhtémoc Velasco Oliva, de Convergencia, integrante de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, la cual exhortó al gobierno federal a emprender la realización del proyecto.

Mientras el gobierno federal no decide el lugar que tendrá la nueva refinería y se cuenta con el dinero para la construcción, la importación de gasolina creció a un ritmo anual de 45%, y representó compras por más de 14 mil millones de dólares, consideró la comisión legislativa de Energía.

La noche del jueves, al final de una jornada de deliberaciones, diputados del PAN, PRD, PRI, Convergencia y PVEM, de manera unánime resolvieron dirigir un llamado a la Secretaría de Energía a destrabar la decisión, para la cual, recordaron, contó con más de un año.

Ante la urgencia de aumentar la producción de gasolina, el diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva, señaló el ritmo creciente de las importaciones del petrolífero: Dijo que de enero a noviembre de 2008, Pemex pagó 45% más sus compras del carburante, respecto de los once primeros meses de 2007, y pagó 13 mil 896 millones de dólares.

En dicho escenario de insuficiencia de petrolíferos, el gobierno federal ha retrasado la asignación del lugar de la nueva refinería, subrayó el legislador Velasco Oliva.

En los tres años de 2005 a 2008, explicó, la dependencia de gasolina importada se disparó 82%. Desde 1989 México imparta gasolina, en volúmenes crecientes, explicó Velasco, sin que se haya construido ninguna refinería que permita cubrir el déficit.