Universal
Por primera vez, un radiotelescopio ha sido unido a otros en China y Europa en tiempo real
La semana pasada un telescopio de la Organización de investigación científica e industrial Commonwealth (CSIRO) en Australia, fue utilizado simultáneamente con telescopios ubicados en Shangai, China, y cinco europeos para observar un quasar distante llamado 3C273, de acuerdo a un comunicado electrónico del mismo centro de investigación.

"Ésta es la primera vez que hemos podido conectar instantáneamente telescopios separados por medio mundo", dijo Tasso Tzioumis, investigador de CSIRO.

"Es un logro técnico fantástico, y un tributo a la capacidad de los proveedores de la red para trabajar juntos." Los datos de los telescopios fueron transmitidos alrededor del mundo a una tasa de 256 Megabytes por segundo - cerca de diez veces más rápido que la velocidad de banda ancha más rápida disponible para los hogares australianos, a un centro de investigación en Europa, en donde fueron procesados con un dispositivo digital especial.

Los resultados entonces fueron transmitidos a Xi'an, China, donde fueron observados en vivo por expertos en trabajos de redes avanzadas .

"El diámetro de la Tierra es de 12 mil 750 kilómetros y los dos telescopios más separados de nuestro experimento estaban a 12 mil 304 kilómetros de distancia en línea recta," señalo Tzioumis.

El experimento permitió convertir de esta manera a la Tierra , en un gigantesco radiotelescopio, dejando atrás técnicas tradicionales como la de interferometría que tomaba semanas o meses para realizarse. "Registrábamos datos sobre cintas o discos en cada telescopio, junto con señales de tiempo de relojes atómicos. Las cintas o los discos entonces, eran enviados a una central de proceso que los combinaba" dijo el investigador.

El 3C273 en un quasar localizado en la constelación de Virgo. Fue el primer quásar descubierto. Es el quasar ópticamente más brillante conocido hasta la fecha.