Universal
Mucha gente que es dueña de un iPhone de Apple habla con una especie de fervor religioso del aparato y las cosas que puede hacer. ¡Correo electrónico! ¡Música! ¡Internet! ¡Teléfono! ¡Fotografías!
Tres estudiantes de Austria han llevado las cosas un poco más allá al "hackear" sus iPhone (algo estrictamente prohibido desde la perspectiva de Apple) y cargarles software de reproducción musical que han usado para grabar canciones. Los videos colocados por lo que denominan la primera iBanda el mes pasado en YouTube han llamado fuertemente la atención de tecnófilos y curiosos.

Su primer video, colocado el 17 de febrero, es relativamente rudimentario: un miembro de la banda toca los teclados en su iPhone, el otro toca un programa de guitarra virtual y, con un Nintendo DS, un tercero interpreta las percusiones. El resultado es más ruido que melodía.

Pero la fascinación fue inmediata: los tres recibieron peticiones de entrevistas, así como solicitudes de copias de la canción y de información sobre el software y el equipo que utilizaron. Reconocieron estar sorprendidos y enviaron un correo en el que informan que están buscando "cómo lidiar con la situación".

"Hicimos nuestro primer video como un ejemplo de lo que se podía hacer con las nuevas aplicaciones musicales y para presentar nuestra idea de una iBanda", escribió uno de los miembros, Seb, de 24 años.

Hasta el domingo, el video había sido observado más de 2 millones de veces y recibido más de 13 mil comentarios.

El miércoles pasado los tres chicos de Viena "subieron" su segundo video, ahora un poco más sofisticado, usando dos iPhone y un Ipod Touch (aunque sin el Nintendo). Pronto surgieron otros dos videos, en los cuales un iPhone interpreta percusiones virtuales.

"Desde hace tiempo veníamos pensando en formar un grupo que utilizara sólo teléfonos iPhone como instrumentos musicales", escribió Seb. "Pareció justo el momento adecuado para dar el primer paso cuando vimos una nueva aplicación de piano virtual".

Para todos aquellos que no pueden aguantar las ganas de intentar esto en casa, una palabra de precaución: instalar estos programas en un iPhone requiere que el usuario "abra" el dispositivo, modificando el software para permitirle aceptar aplicaciones de terceras partes. Esto invalida la garantía.

En varios sitios de Internet hay instrucciones para abrir el teléfono. El jueves, Apple presentará sus planes para permitir que desarrolladores independientes puedan crear aplicaciones aprobadas oficialmente. (Traducción: Gregorio Narváez).