Yu dijo que el programa de armas atómicas y de misiles del país comunista es una amenaza seria a la paz mundial. "Los misiles de Corea del Norte no son armas convencionales", afirmó el ministro, citado por la agencia Yonhap, en un encuentro con diplomáticos extranjeros.
Seúl, Corea del Sur.- Corea del Norte enfrentará sanciones internacionales si vuelve a probar un misil de largo alcance, aseguró hoy en Seúl el ministro del Exterior surcoreano, Yu Myung Hwan.

Yu dijo que el programa de armas atómicas y de misiles del país comunista es una amenaza seria a la paz mundial. "Los misiles de Corea del Norte no son armas convencionales", afirmó el ministro, citado por la agencia Yonhap, en un encuentro con diplomáticos extranjeros.

La combinación de misiles de largo alcance con capacidades nucleares tendrá consecuencias sobre la seguridad mundial, añadió.

Una prueba de misiles o el lanzamiento de un satélite por parte de los norcoreanos, acciones que tecnológicamente no son muy diferentes, violarían las resoluciones de la ONU, dijo Yu.

El lunes, Pyongyang dio a entender que prepara un test con un nuevo cohete de múltiples fases. En los medios estatatales comunistas se lo vinculó a la exploración espacial, pero en Corea del Sur se especula con que el país quiera encubrir como un experimento satelital lo que en realidad es una prueba de un misil de largo alcance.

El ministro de Defensa surcoreano, Lee Sang Hee, dijo ante el Parlamento que Corea del Norte prepara desde enero un test de un misil intercontinental del tipo Taepodong-2.

El diario surcoreano "Dong-a Ilbo" informaba hoy en base a un funcionario del gobierno que Corea del Norte tiene una instalación nuclear subterránea en la que enriquece uranio.

Este centro, en el que se pueden producir pequeñas cantidades de uranio altamente enriquecido, se encuentra cerca del complejo nuclear de Yongbyon.

El uranio altamente enriquecido se emplea en las bombas atómicas.

La actual disputa por el programa nuclear de Corea del Norte arrancó en octubre de 2002. Según Estados Unidos, Corea del Norte reconoció que planes secretos para el enriquecimiento de uranio. Pyongyang lo negó más tarde.

En medio de todas estas tensiones en la península surcoreana el Ejército de Estados Unidos y de Corea del Sur anunciaron que realizarán sus maniobras conjuntas anuales entre el 9 y el 20 de marzo. Los militares indicaron que se ha informado de estos ejercicios a Corea del Norte.

En años anteriores el gobierno comunista de Pyongyang ha criticado estas maniobras por considerarlas el preparativo para un ataque.