El aparato se perdió poco después del lanzamiento del martes
Seúl.- El primer satélite que Corea del Sur lanzó desde su territorio no se colocó en la órbita adecuada por problemas técnicos y se cree que se destruyó en la atmósfera al caer de nuevo a la Tierra, informaron hoy funcionarios del gobierno.

El aparato se perdió poco después del lanzamiento el martes después de que un revestimiento que lo cubría no se desprendiera, lo que aumentó su peso y afectó a los sistemas de navegación, informa la agencia Yonhap en base a datos del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

Corea del Sur iba a convertirse con el lanzamiento en el décimo país del mundo en poner en órbita un satélite desde su propio territorio. Rusia colaboró en la construcción del aparato, que costó 503.000 millones de won (402 millones de dólares).