Excélsior
México, DF.- Aunque se aprecia un empate entre quienes están de acuerdo y quienes rechazan una reforma energética, los que se manifiestan por el "no" relacionan la sola mención del tema con la privatización de la compañía petrolera, mientras los que apuestan por el "sí" argumentan que nunca han visto un beneficio directo del hecho de que Pemex sea una empresa nacional.
Los opositores a la modificación del marco legal de Petróleos Mexicanos incluso invitan a los internautas a imprimir posters y separatas para que sean adheridas a los autos como forma de rechazo.

"Asociar es privatizar", "No a la privatización de Pemex, no a los traidores a la patria", expresan las leyendas de dos diseños distintos que aparecen en el sitio senderodelpeje.blogspot.com y que, incluso, cuentan con una "versión grande para imprimir" disponible mediante un link.

"¿No se debería consultar a los mexicanos si estamos de acuerdo con esa posible venta? Pues Pemex es propiedad de todos los mexicanos, no es propiedad sólo de panistas, perredistas, priístas o de ciudadanos apartidistas", escribe Mirko González en uno de los blogs de debate.

En cambio, el Gobierno ha dejado este flanco descubierto y por ninguna parte se encuentra una posición oficial, o al menos una explicación de cómo beneficiaría o de qué se trataría la tan llevada y traída reforma energética.

Esto provoca que sean espontáneos, en páginas particulares, los que se opongan a una u otra postura, entre ellas a la bandera que enarbola el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y su movimiento "En defensa del petróleo".

Un ejemplo. En la página de Paco Calderón, alguien que se identifica como "l44t" comenta sobre las agresiones en contra del senador Carlos Navarrete y el diputado Javier González Garza, el domingo pasado frente al edificio de Pemex:

"Un líder que convoca a la sangre, no es líder, es carnicero. Y ejemplos de ellos hemos tenido muchos. Luego dicen que el PAN esto y lo otro, pero ellos lucharon durante 50 años para cambiar la forma de pensar en México. Andrés Manuel pretende hacerlo de manera violenta y sangrienta, ¿Realmente apoya a un movimiento, o se le cuecen las habas para tener el poder totalitario?".

La lista de ciberforos y blogs sobre el tema es larguísima. En las páginas electrónicas de gente que apoya la postura de López Obrador se usa un lenguaje duro y de descalificación, sobre todo hacia al presidente Felipe Calderón. Le siguen llamando "pelele", "fecal", "espurio".

En cambio, los opositores al político tabasqueño aseguran en la red que "desgraciadamente AMLO protege los intereses de los sindicatos como el de Pemex, que ha extorsionado por años para poder disfrutar de prebendas a costa de que cada vez se invierta menos en tecnología y mejoramiento de la paraestatal. Siempre me he preguntado qué haría un Carlos Slim con una empresa de este tipo; después de ver lo que hizo con Telmex. A ver cuándo toca la reforma energética, por qué es un tabú -y más que tabú, raja política- que se emplea para amagar al Ejecutivo en turno.

Lástima que muchos mexicanos vemos esos ataques como una forma de `proteger el patrimonio de los mexicanos'. Y hasta ahora, cada vez que recibo gas, gasolina o algún producto derivado del petróleo, no me dicen: `jefe, jefe, aquí tiene $ de sus acciones en Pemex. Pero al parecer, los que andan con AMLO sí".

En la página de Lupa Ciudadana, de la revista Letras Libres, en una encuesta se plantea: "La discusión de las últimas semanas sobre la necesidad de una reforma que permita a Pemex modernizarse y garantizar el abasto de hidrocarburos para los próximos años ha derivado en sospechas de algunos sectores como el Frente Amplio Progresista (FAP) respecto a una posible privatización y venta. ¿Con cuál de las dos posiciones se identifica usted?"

El 80.56% de quienes han participado se expresa en favor de "el Gobierno Federal y su idea de incorporar a la Iniciativa Privada"; 19.44% está con la de "el FAP y su temor a la venta de Pemex".

El debate está en el ánimo de los cibernautas, y muchos, como quien se hace llamar "Piporro", ironizan:

"Tengo entendido que Pemex es industria privada desde que (Lázaro) Cárdenas la nacionalizó en 1938, nada más pasó de manos extranjeras a manos del gobierno mexicano, dije gobierno, no PUEBLO. ¿Ustedes creen que van a dejar esa ($) chichi??? !!!!no!!!! Siempre ha sido privada, si alguno me va a tratar de traidor por aceptar la idea de pasarla otra vez a particulares sería mejor, ya que ellos tienen la tecnología moderna que Pemex necesita, la actual banca privada (gobierno) no la tiene".