Chile.- La Corte Suprema chilena aprobó hoy la extradición a Lima del ex presidente peruano Alberto Fujimori, por dos delitos de violación a los derechos humanos y cinco cargos de corrupción.
El gobierno chileno dispondrá en menos de 24 horas la deportación del ex mandatario en un avión enviado por Perú, confirmaron a dpa fuentes del Ministerio de Justicia.

El juez presidente de la Sala Penal, Alberto Chaigneau, detalló a la prensa que los emblemáticos casos de Barrios Altos y La Cantuta fueron aceptados por unanimidad. Fujimori arriesga hasta 30 años de prisión por ellos.

Chaigneau agregó que el fallo descarta que la Corte Suprema fuera influenciable. "Es cuestión de conocernos a nostros, para saber que no nos iban a presionar", ironizó.

El juez confidenció que el caso "no fue complicado, fue muy largo", tras lo cual admitió que "muchas que pueden pasar mientras la sentencia no esté ejecutoriada".

Fuentes judiciales agregaron que la defensa de Fujimori interpondrá un recurso de revisión, para dilatar la deportación. La acción, empero, no modifica el fondo del dictamen.

De hecho, el fallo de hoy zanja inapelablemente el proceso contra Fujimori, acusado este lunes en un informe de Naciones Unidas de birlar 600 millones de dólares a Perú.

La justicia peruana podrá juzgar a Fujimori sólo por los crímenes que aceptó su par chilena, según el Tratado de Extradición de 1933.

En Chile y Perú existe "inquietud" por las consecuencias políticas del caso que complica las relaciones bilaterales, como reconoció el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alejandro Foxley.

La inminente deportación de Fujimori tiene empero matices. Hoy uno de cada cuatro peruanos desea que retome protagonismo político frente a un gobierno débil, que fue electo con apoyo del fujimorismo.

Hasta ahora el caso está plagado de vuelcos impredecibles, como el arribo por sorpresa de Fujimori a Chile en diciembre de 2005 y su frustrada postulación al Senado nipón este año.

De hecho, un magistrado rechazó la extradición el 11 de julio en primera instancia, pese a un informe a favor de la fiscal de la Corte Suprema, Mónica Maldonado, quien calificó las pruebas como "demoledoras".

El proceso de extradición contra el ex mandatario peruano comenzó en enero de 2006, dos meses después de su llegada por sorpresa a Chile.

Fujimori permanece desde el pasado 8 de junio en arresto domiciliario en una mansión que arrendó en el sector residencial de Chicureo, en el noreste de Santiago.