Los marfileños van por un sueño frente a los coreanos. Foto: Especial
Los marfileños necesitan más que ayuda, requieren un verdadero milagro para pasar
Johannesburgo.- Matemáticamente, Costa de Marfil cuenta todavía con la opción de ser el segundo equipo africano en pasar a octavos de final en el Mundial de Sudáfrica: necesita la ayuda de Brasil y un auténtico torrente de goles para clasificarse en en lugar de Portugal.

Tras el 7-0 que el equipo de Cristiano Ronaldo le endosó a Corea del Norte, los marfileños de Didier Drogba necesitan no sólo ganar a los asiáticos y que Brasil, ya clasificado, elimine a los portugueses: también precisan que ambos resultados se den con un amplio margen de goles para que su diferencia de gol (menos dos) supere la de Portugal (más siete).

 

Ésta es la situación en el Grupo G:

Brasil (6 puntos, 5-2 diferencia de goles) está clasificada.

Portugal (4 puntos, 7-0 diferencia de goles) pasa si:

- gana o empata contra Brasil
- pierde contra Brasil y Costa de Marfil no recupera los nueve tantos de desventaja que tienen de "gol average", pese a ganar a Corea del Norte.

Costa de Marfil (1 punto, 1-3 diferencia de goles) pasa si:

- gana a Corea del Norte y Portugal pierde contra Brasil, pero en una constelación tal que los marfileños puedan recuperar la desventaja de nueve goles en contra en el "gol average"

Corea del Norte (0 puntos, 1-9 diferencia de goles) está eliminada.