José Reyes / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Los 600 millones de pesos que costará el complejo vial que sustituirá al Distribuidor Vial Revolución de Torreón, supera el presupuesto que el Gobierno del Estado destinó en 2007 a secretarías como Seguridad Pública, Fomento Económico, Fomento Agropecuario, Semarnac, Turismo, Salud (administrativo) y a la PGJE.
Vanguardia publicó que derrumbar la fallida obra de la administración de Enrique Martínez tendrá un costo de 60 millones de pesos, los que sumados a los 140 mdp que costó el malogrado proyecto dan 200 mdp, a los que se agregan 600 millones que se invertirán en la construcción del nuevo complejo vial suman un total de 800 millones, dinero que saldrá de los bolsillos de los coahuilenses.

Esta cantidad, también es infinitamente superior a las transferencias que el Gobierno Estatal destinó en 2007 a casi la totalidad de los organismos descentralizados, excepto Servicios de Salud y la CEAS.

Pero las transferencias a organismos como el Instituto Estatal de Construcción de Escuelas, DIF, Icocult, Derechos Humanos, Cecytec, Icojuve, Instituto Coahuilense de las Mujeres e Instituto Estatal del Empleo palidecen en comparación a lo que costará en total el nuevo complejo vial de Torreón.

Ejemplos

En 2007, el presupuesto asignado a la seguridad preventiva en Coahuila, a través de la Secretaría de Seguridad Pública, fue de 589.9 millones de pesos.

Es decir, el nuevo proyecto costará 10.1 millones de pesos más de lo que se destinó este año a la seguridad pública.

O por ejemplo, será 503 millones más caro de lo que se destinó para la promoción de Coahuila a través de la Secretaría de Turismo, que en 2007 tuvo un presupuesto de 97 millones de pesos.

Lo que es lo mismo, con lo que se pagará por la nueva obra se hubiera podido dar el presupuesto de todo el sexenio a la Secretaría de Turismo, y aún sobra.

Otro ejemplo patético se da comparando a la PGJE, encargada de investigar y resolver los delitos del fuero común en la entidad, cuyo presupuesto de 407.1 millones de pesos es menor en 192.9 millones al costo de reconstrucción.