La Jornada
México, D.F. .- El reforzamiento de la seguridad personal del presidente Felipe Calderón -que incluyó la compra de vehículos y equipo para el Estado Mayor Presidencial (EMP)-, así como la contratación de servicios de imagen y encuestas, entre otros servicios, le costó a la Presidencia poco más de 226 millones de pesos, que por esas presiones y un aumento en el gasto corriente incrementó sus erogaciones 12.5 por ciento a lo aprobado por la Cámara de Diputados.
Además, se tiene considerado para finales de 2008 concluir la compra de dos helicópteros con valor de 572 millones de pesos cada uno, que se asignarán al EMP para sustituir dos de los Superpuma con que cuenta, que le permitan cumplir con el transporte presidencial "con alto grado de seguridad".

Así, a pesar de la política de austeridad proclamada por Calderón, los rubros de materiales y suministros, servicios generales y de capital se incrementaron 43.9, 28.6 y 61.4 por ciento, respectivamente, de acuerdo con información de la Cuenta Pública 2007.

El informe señala que Hacienda debió autorizar diversas transferencias para garantizar la seguridad de Calderón, la compra de materiales y útiles, vestuario militar, combustible, alimentación del personal castrense, actividades de logística y capacitación.

Se explica que en el rubro de materiales y suministros el gasto pasó de 141 millones 638 mil 275 a 203 millones 767 mil 529 pesos, es decir, 62 millones 129 mil 254 pesos más. Hacienda autorizó "recursos complementarios", a través del ramo 23, provisiones salariales y económicas para "garantizar la seguridad del Presidente y su entorno, básicamente en la adquisición de materiales y útiles para el procesamiento en equipos y bienes informáticos, productos farmacéuticos, vestuario para el centro hospitalario del EMP, refacciones para el óptimo funcionamiento del parque vehicular, accesorios para el mantenimiento de maquinaria, equipo médico y de seguridad".

También, compra de combustible para la flota aérea presidencial, "derivado del incremento de operación de los vuelos, a fin de atender con oportunidad el programa de giras". Además, para "alimentación del personal militar, derivado del ritmo de operación de las actividades del Presidente".

Hacienda realizó otras transferencias, no especificadas, del capítulo 5000, Bienes muebles e inmuebles, compra de "material de seguridad pública, necesaria en el cumplimiento oportuno de las actividades sustantivas" de la Coordinación General de Transporte Aéreo Presidencial, con objeto de reforzar la seguridad en instalaciones.

En servicios generales, el gasto pasó de 528 millones 9676 mil 358 a 680 millones 282 mil 919 pesos, 151 millones 315 mil 561 pesos más para "la mayor demanda" de servicios y operaciones de vuelos, seguridad y logística, ya que "las actividades y giras, nacionales e internacionales, presentaron un incremento sustancial".

También se destinaron recursos al programa anual de mantenimiento de la flota aérea presidencial, por "el uso constante" de las naves. Asimismo, al pago de viáticos "del personal militar para supervisar dichos mantenimientos".

Dentro de esas partidas se incluyó el pago por estudios de opinión, encuestas en vivienda, estudios de benchmark (comparativos) y cualitativos de opinión pública sobre Calderón, así como la contratación del servicio de síntesis informativa, e inclusive la acreditación para las reuniones de jefes de Estado, "publicación de mensajes" del mandatario, así como de servicios profesionales de monitoreo y agenda mediática presidencial.

En el rubro de gasto de capital, éste pasó de 20 millones 675 mil 600 pesos, aprobado por los legisladores, a 33 millones 361 mil 410, es decir, 12 millones 685 mil 810 pesos más, incremento que "se debe principalmente a la adquisición de equipo de seguridad nacional" para el EMP, así como para la compra de "vehículos para traslado de personas, materiales y equipo requerido en eventos oficiales para brindar la debida seguridad y logística al Presidente".