Versión especial conmemorativa del legendario Atari 2600. Foto: Archivo
El País
La aparición en 1977 del Atari 2600 llevó el videojuego a los hogares.
Madrid, España.- Primera hora de la mañana en el último día del FICOD de Madrid. Auditorio casi lleno, público más joven de lo normal y muy pocas corbatas. La nota exótica la da una monja enfundada en hábito café con leche ataviada con una cámara réflex. Se acerca para inmortalizar al creador del primer videojuego, Nolan Bushnell, motivador y profeta a partes iguales.

Puede que si sólo hubiese creado Pong, el primer videojuego, sencillo, con dos paletas a cada lado de la pantalla y un cuadrado de cuatro píxeles con aspiraciones de pelota, que cruzaba la pantalla de un lado lado a otro, no hubiese pasado a la historia. Si además da la casualidad de que creó Atari la primera gran compañía de la industria del entretenimiento digital y tuvo a sus órdenes a Steve Jobs y Steve Wozniak parece mucho más interesante.

Desde los últimos sesenta, Bushnell no ha dejado de inventar e innovar en el mundo del ocio, la tecnología, el entretenimiento. Hasta se ha atrevido con la hostelería. Estos motivos son suficientes para que Leonardo DiCaprio se meta en su vida y lo interprete en una próxima película.

La aparición en 1977 del Atari 2600 llevó el videojuego a los hogares. Nolan Bushnell siente orgullo de aquella creación, pero reconoce que tuvo un error: "Wozniak y Jobs entonces trabajaban en este proyecto. Les parecía una máquina tonta, le hicieron unos cambios y crearon el primer Apple. Me ofrecieron un tercio de su compañía por 5.000 dólares, pero no se la compré". No pareció importarle demasiado la pérdida pues su motivación no pasa tanto por ganar dinero sino por crear nuevas formas de entretenimiento.

En el campo de la robótica, Bushnell creó Androbot y Axlon, que vendió a la juguetera Hasbro. En 2009 hay GPS en cualquier coche, incluso en muchos teléfonos.Bushnell ideó la tecnología anterior que sentó las bases de GoogleMaps, se llamaba ETak. En la actualidad cuenta con una cadena de restaurantes interactivos, divertidos y un tanto peculiares. uWink es el nombre de un lugar en el que se comparte una gran mesa con amigos. En la misma hay una pantalla táctil que nos permite jugar videojuegos, pedir comida y bebida o aceptar un reto contra alguien del resto del restaurante. En este espacio la partida a la consola pasa a ser más social y real que nunca.

Con todo este bagaje de descubrimiento e iniciativa empresarial parece que sus consejos para creadores de ocio digital serán valiosos. Recordó a los asistentes que no hace falta dejar el trabajo actual para comenzar un proyecto propio. Destacó el mercado de los "bienes digitales" en el videojuego: "los juegos gratuitos se imponen, pero para ganar hay que pagar por herramientas, trozos de tierra, o cualquie otro invento que creéis dentro del mismo juego". Si la computación en la nube es la moda en la red, en el ámbito de los videojuegos, también se impondrá: "El 'cloud gaming' da la facilidad de cambiar de juegos como de canal en televisión. Dará igual la plataforma de juego si son sencillos de crear. Hay aplicaciones en flash gratis que nos pueden dar dinero si hacemos un argumento adictivo". Destacó la importancia del español a la hora de crear videojuegos. "SU idioma es cada vez más influyente con un mercado de lo más interesante. Pueden hacerlo. España puede convertirse en la nueva Corea y su conquista del mercado de China y Estados Unidos en cuestión de sólo cinco años. Tenéis que pensar de manera global desde el principio", concluyó una entusiasta conferencia.