Notimex
Berlín.- La fundación `Contra la violencia en las escuelas, la primera en su tipo en Alemania, fue inaugurada hoy en Winnenden, a ocho meses de la matanza efectuada en un colegio de esa ciudad, donde perdieron la vida 15 personas.

La nueva fundación fue creada por las familias de las víctimas de la matanza de la escuela de Winnenden y es patrocinada por el ministro del Interior de Baden-Wurttemberg, Heribert Rech.
Berlín.- La fundación `Contra la violencia en las escuelas, la primera en su tipo en Alemania, fue inaugurada hoy en Winnenden, a ocho meses de la matanza efectuada en un colegio de esa ciudad, donde perdieron la vida 15 personas.

La nueva fundación fue creada por las familias de las víctimas de la matanza de la escuela de Winnenden y es patrocinada por el ministro del Interior de Baden-Wurttemberg, Heribert Rech.

La iniciativa planea, entre otras cosas, establecer un servicio de atención telefónica para advertir sobre posibles indicios de que se prepara una masacre en escuelas alemanas y evitar nuevas matanzas como la ocurrida en marzo pasado.

La Fundación también se encargará de financiar psicólogos en los planteles educativos, ofrecerá seminarios a padres y profesores y llevará a cabo un concurso de proyectos de prevención de la violencia en las escuelas.

Además, formará un consejo de expertos, que se encargará de elaborar nuevos conceptos en el campo de la prevención de la violencia.

Esta propuesta se pondrán en práctica en una `escuela modelo` para probar su efectividad, antes de extenderla al resto de los planteles educativos.

El portavoz de la fundación, Hardy Schober, padre de una de las víctimas en la masacre de marzo pasado, afirmó que hasta ahora se han recaudado 50 mil euros (74 mil 850 dólares), para llevar a cabo esta acción.

Sin embargo, Schober prevé que esta cifra se eleve en poco tiempo. La fundación está supervisada por la Iglesia Evangélica de Alemania.

El portavoz declaró al canal de televisión de derecho público alemán ZDF que el objetivo principal de la fundación es que `no vuelva a ocurrir nunca más una masacre en una escuela alemana.

Respecto a las actividades de la fundación, destacó que se creará todo un `sistema de alarma previa para estudiantes y padres para que puedan informar de cualquier cosa que noten en su entorno.

`Ante la sospecha de una posible masacre podrán acudir a la fundación. Nosotros podemos dar seguimiento en el ámbito escolar`, detalló Schober.

También se mostró partidario de endurecer la ley de posesión de armas en Alemania. `Reclamamos que se prohiban las armas de gran calibre. Estas no las necesita nadie`, dijo.

`Las disciplinas olímpicas sólo incluyen escopetas de aire comprimido o armas de pequeño calibre. No tenemos nada en contra de las fuerzas de protección o de los cazadores, sólo queremos que se renuncie al uso de la armas de gran calibre`, subrayó.

Como parte de las actividades de la puesta en marcha de la fundación, la noche de este miércoles se efecturá un concierto benéfico de la orquesta de la policía en el pabellón de Hermann-Schwab en Winnenden bajo el lema de `Un paso fuera de la oscuridad-regreso a la luz`.

El ministro del Interior de Baden-Wurttemberg, Heribert Rech, declaró que `es una acción, no sólo para que las víctimas de este hecho irracional permanezcan en la memoria de todos, sino también para evitar que algo parecido vuelva a suceder en nuestras escuelas`.

El 11 de marzo pasado, el ex alumno de la escuela Albertville, Tim Kretschmer, asesinó a tiros a ocho alumnas, un estudiante y tres profesoras en su ex-colegio, en la localidad alemana de Winnenden.

Además asesinó a otras tres personas durante su huida hasta el estacionamiento de Wendlingen, donde se suicidó.