LA JORNADA
Boca del Río, Veracruz.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) destinará cerca de mil 500 millones de pesos para la creación de 15 instituciones de educación superior, que junto con los fondos para incrementar la matrícula en bachillerato y licenciatura suman por lo menos 2 mil 600 millones de pesos para el fortalecimiento de la cobertura en esos niveles educativos.
Entre las entidades que podrían beneficiarse del programa para consolidar la matrícula en educación superior destacan Chiapas, Oaxaca y Guerrero, aunque aún no se determina la ubicación de las nuevas instituciones.

Tras participar en la inauguración de la 30 sesión ordinaria del Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines (CUPIA), Rodolfo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Superior, reconoció que de los recursos extraordinarios aprobados por la Cámara de Diputados, al menos 900 millones de pesos fueron etiquetados para fundar 15 instituciones, como "tecnológicos, politécnicos, universidades interculturales o aquellas instituciones públicas de apoyo solidario que podrán ir transformándose en universidades estatales, tarea para la cual también podrán sumarse los 550 millones destinados al fortalecimiento de la matrícula de institutos tecnológicos".

En el encuentro, al que asistieron rectores de todo el país, Tuirán presentó, como parte de las propuestas para fortalecer los mecanismos de negociación de un presupuesto multianual, la instalación de una mesa de trabajo integrada por representantes de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), legisladores, funcionarios de la SEP y autoridades estatales, a fin de establecer un diálogo que "nos permita establecer consensos en el sector y empujar, inclusive, reformas constitucionales para alcanzar mayor certidumbre en materia presupuestal para las universidades públicas".

Destacó que en la mesa SEP-ANUIES también se abordarán como temas prioritarios las reformas en materia de pensiones y jubilaciones, que cuenta con una bolsa de recursos por mil 200 millones de pesos para 2008, así como la "revisión a fondo" del sistema de estímulos a docentes, con un monto de 250 millones.

Pese al clima de consenso en la búsqueda de acuerdos para alcanzar negociaciones presupuestales multianuales, algunos rectores señalaron que si bien los recursos destinados al sector en 2008 significan un "avance, se debe recalcar que aún es inequitativa la entrega de los recursos, pues hay instituciones que obtuvieron mejores condiciones presupuestarias sin que haya quedado muy claro cuáles son las reglas del juego".

Calificaron de "positivo que exista un acercamiento con la SEP para tener un escrutinio más abierto de montos y bolsas presupuestales, pero aún falta mucho para destapar todas las negociaciones y que exista total claridad, no sólo en los recursos asignados, sino en el mecanismo para alcanzar mejor financiamiento".

En tanto, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, destacó que una de las prioridades para el sector es la consolidación de una política de Estado que garantice el desarrollo de la educación superior, tarea que "sólo lograremos con la unidad".

En entrevista, luego de participar en la inauguración del encuentro, agradeció el apoyo de todos los rectores del país, y afirmó que desde la máxima casa de estudios "continuaremos con el compromiso, no sólo de venir a las reuniones de ANUIES, sino de seguir trabajando de manera conjunta".

Narro Robles reiteró que la relación de la UNAM con todos los gobiernos será de "respeto y trabajo", pues insistió en que el compromiso prioritario es con el fortalecimiento de la educación pública superior.

Por su parte, Rafael López Castañares, secretario general de la ANUIES, reiteró que continuarán trabajando en el fortalecimiento de mecanismos que les permitan alcanzar consensos, así como la consolidación de una política de financiamiento que brinde "certidumbre y fortaleza al desarrollo de las universidades públicas del país".

Destacó que una de las tareas prioritarias aprobadas es que la ANUIES participe en la creación de un sistema de evaluación para bachillerato y licenciatura, que garantice la "optimización de los recursos y la consolidación de las metas de calidad".