Acuerdan que los países que lo requieran podrán crear bancos que agrupen los llamados activos tóxicos para tratar de normalizar los canales crediticios.
Bruselas.- Los líderes de la UE llegaron a un acuerdo sobre cómo gestionar los "activos tóxicos" que están lastrando los balances de los entidades financieras, que permitirá a los países que lo deseen crear "bancos malos" para agrupar esos activos problemáticos.

Así lo indicaron al término de la cumbre informal que hoy celebraron los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, los presidentes francés, Nicolas Sarkozy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Los mandatarios mostraron su apoyo a las directrices planteadas por el ejecutivo de la UE, aunque todavía deben determinar el método de evaluación de los activos.

En principio y tras definir esas cuestiones técnicas, el acuerdo debería ratificarse en la cumbre oficial de líderes que tendrá lugar en Bruselas los próximos 19 y 20 de marzo.

Los Veintisiete insistieron hoy en que mientras no se libere a los bancos de los activos dañados -productos estructurados y créditos dudosos en su mayoría, que no son líquidos porque no hay comprador que los quiera- el canal de crédito no recuperará la normalidad y no serán efectivas las medidas de reactivación ni las ayudas a los bancos.

Según el enfoque de Bruselas, cada país podrá decidir cómo prefiere tratar estos activos -segregándolos del balance de los bancos, en una entidad paralela a cada uno ("banco malo") o en una para todas las entidades del país, u ofreciendo garantías públicas sobre los mismos-.

Sarkozy señaló, por su parte, que no tiene intención de poner en marcha la idea del "banco malo" en Francia y se mostró más favorable a las nacionalizaciones parciales, mediante inyecciones de capital, de las entidades con problemas.

Para el presidente francés, es preferible "nacionalizar un banco que nacionalizar sus pérdidas" , que es lo que se haría al sacar de sus balances esos activos devaluados "como resultado de malas decisiones de inversión".