Vanguardia.com.mx
"La clamidia y la gonorrea se mantienen estables en niveles inaceptablemente altos y la sífilis resurgió tras ser casi eliminada", señaló John Douglas, director de la división de enfermedades de transmisión sexual en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.
Washington, EU.- Debido al recelo estadunidense para hablar sobre sexo y educar al respecto ha provocado que las infecciones comunes de transmisión sexual se expandan, especialmente entre adolescentes vulnerables, comentaron el lunes investigadores de Estados Unidos.

Según recientes estadísticas sobre la clamidia, la gonorrea y la sífilis muestran que las tres infecciones, altamente tratables, siguen aumentando en ese país.

"La clamidia y la gonorrea se mantienen estables en niveles inaceptablemente altos y la sífilis resurgió tras ser casi eliminada", señaló John Douglas, director de la división de enfermedades de transmisión sexual en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

"Tenemos uno de los índices más altos de enfermedades de transmisión sexual de cualquier país desarrollado en el mundo", expresó Douglas en entrevista.

Acciones

La administración del presidente Barack Obama tiene la disposición a alejarse de los llamados enfoques de educación sexual de sólo abstinencia promovidos por su antecesor, George W. Bush, así como de gobiernos estatales y locales conservadores.

Varios estudios han demostrado que este tipo de enfoques no funcionan y que es mejor ofrecer información a los niños y adolescentes sobre cómo protegerse de esos padecimientos y del embarazo.

"No hemos promovido todos esos mensajes", puntualizó Douglas. "Hemos dejado que la gente salga con un cinturón de seguridad en todo auto".

La sífilis, la clamidia y la gonorrea pueden ser tratadas con antibióticos, sin embargo de no ser atendidas pueden causar una enfermedad pélvica inflamatoria, infertilidad, embarazo ectópico e infectar a los recién nacidos.

Douglas dijo que una mejor educación sexual puede ayudar. "No estamos lidiando con este problema honesta y abiertamente y es el más grande de la salud sexual", actualmente.

El especialista añadió que los niños y adolescentes deben estar informados sobre el uso del condón, deberían limitar su número de compañeros sexuales y evitar tener relaciones con personas que tengan muchas otras parejas.

Los CDC estiman que hay unas 19 millones de nuevas infecciones de transmisión sexual al año, casi la mitad entre jóvenes de entre 15 y 24 años.

Con información de Reuters