Mayté Parro
Revela delegada de la Defensoría Integral del Estado que los casos se dan en todos los niveles socio-económicos
El 10 por ciento de los matrimonios en Coahuila se contraen por embarazos no deseados o tempranos en jóvenes de 15 a 16 años de edad de todos los niveles social-económicos, afectados por sus familias disfuncionales.

Juana María Padilla Medel, delegada distrital de la Defensoría Integral del Estado, informó que no es la crisis económica la que genera las conductas antisociales y parasociales, ya que éstas se observan incluso en los colegios de paga o escuelas particulares, donde hay deserción por embarazos no deseados.

"Los hijos están en la etapa de maduración y no son atendidos por sus padres, quienes se pasan el mayor tiempo del día trabajando y parte de las horas restantes bebiendo, a qué hora ven y saben de sus hijos, qué momento le dedican a los hijos", cuestionó.
Padilla Medel dijo que la problemática social todo mundo se la achaca a la crisis, como lo es embarazos a temprana edad, drogadicción, falta de empleo, robos, divorcios y violencias intrafamiliar, cuando en anteriores épocas de crisis esto sucedía.

"Todo es por la falta de conciencia en los valores como seres humanos", consideró.

Explicó que el Gobierno sigue en transición, en el camino a resolver, "pero esto no es mágico, hay que cambiar actitudes y acciones, estamos en las generaciones que están en proceso, el Gobierno no puede resolver de golpe y porrazo los rezagos de otros periodos gubernamentales porque no tiene una varita mágica", informó.

Indicó que anteriormente se podían casar los hombres a los 16 y las mujeres a los 14, pero con una reforma a la ley hoy se requiere que sea a los 16 la mujer, con una dispensa a que se casen menores cuando están embarazadas.