El Universal
El obispo de la Diócesis de Celaya, Lázaro Pérez Jiménez, informó que presuntos criminales pidieron a un "padre de edad" dinero a cambio de protección.
Guanajuato, Gto.- El obispo de la Diócesis de Celaya, Lázaro Pérez Jiménez, informó que un sacerdote de la Iglesia Católica es extorsionado por criminales que le exigen dinero a cambio de protección.

Además, agregó, los delincuentes han propiciado un "gran terror" entre familias de clase media que han sido amenazadas.

"A Dios lo han pateado en la familia, en la sociedad y en la educación", dijo el prelado al referirse a los malhechores, que atentan contra los ministros de culto y la sociedad.

Esas personas ya echaron a Dios de su vida, lamentó el clérigo.

El domingo, después de la misa dominical explicó que por teléfono los delincuentes exigieron dinero al sacerdote, "que un padre de edad", cuyo nombre omitió. "No es justo, me dijo que le estaban pidiendo dinero a cambio de protección", precisó

El obispo reveló que la semana pasada se reunió con un representante de la Secretaría de Gobierno del estado, a quien le comunicó los problemas de seguridad que enfrentan los templos por el robo de arte sacro y la preocupación por la extorsión criminal al presbítero.

Pérez Jiménez señaló que el Miércoles de Ceniza dos mujeres se acercaron hasta él con una expresión de "gran terror" y le dijeron que han sido amenazadas de muerte por extorsionadores.

"Esa anhelada seguridad no llega", expresó el jerarca de la Iglesia católica.