Asegura experto que los países de la eurozona tendrán que capitalizarse y buena parte la sacarán de las utilidades que sacan en América Latina
Notimex
Asegura experto que los países de la eurozona tendrán que capitalizarse y buena parte la sacarán de las utilidades que sacan en América Latina
La crisis financiera europea tendrá un severo impacto en Latinoamérica, donde podría afectar tanto al comercio de exportación como al ingreso de capitales internacionales, afirmó hoy el economista chileno Luis Eduardo Escobar.

Dijo que los bancos y entidades financieras de Europa 'van a necesitar fortalecer su base de capital para enfrentar la crisis y una parte de ello va a venir de las utilidades que ellos generan en América Latina'.

El experto, con maestría en Economía por la Universidad de Maryland, sostuvo que los bancos europeos que tienen presencia importante en la región 'van a tender a crecer menos en América Latina de lo que han crecido hasta ahora'.

'En consecuencia, podemos sufrir una menor tasa de crecimiento del crédito y eso afecta también la tasa de crecimiento de nuestras economías', subrayó Escobar, quien trabajó durante dos décadas en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Explicó que 'desde el punto de vista del comercio y de las exportaciones de América Latina, al reducirse las condiciones de vida en Europa, los europeos van a comprar menos productos latinoamericanos y eso varía mucho de economía en economía'.

'En cuanto a la inversión, algunas de estas empresas europeas, en vez de reinvertir sus utilidades en América Latina, van a necesitar fortalecer sus operaciones en Europa', añadió el ex asesor del Ministerio de Hacienda de Chile entre los años 2000 y 2006.

Advirtió, por otra parte, que la región se verá afectada como consecuencia de la dilatación de las negociaciones para el acceso a los mercados europeos y la superación del proteccionismo en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

'Gran parte del problema de la falta de acuerdo tiene que ver con los subsidios que los países europeos le dan a sus propios productores y lo cerrado que son sus mercados', apuntó Escobar.

El economista chileno consideró, por ello, que 'dada la crisis fiscal que hay en estos momentos allá (en Europa) y los problemas de empleo que eso puede generar, se les dificulta más a los países europeos abrir sus economías en estas circunstancias'.

Bajo este negativo escenario, Escobar reconoció que los gobiernos de la región están reaccionando con 'nerviosismo', a la expectativa del comportamiento de los mercados de crédito latinoamericanos.

'Yo creo que lo más natural es que los gobiernos latinoamericanos recurran a los organismos internacionales de financiamiento para poder mantener sus niveles de inversión', concluyó.