Notimex
Señala que Teléfonos de México pretende chantajear al gobierno mexicano cuando asegura que el plan es expropiatorio, inhibe la inversión y genera más costos que beneficios
Telmex pretende "chantajear" al gobierno mexicano cuando asegura que el Plan Técnico Fundamental de Interconexión e Interoperabilidad que se encuentra bajo análisis de la Cofemer es expropiatorio, inhibe la inversión y genera más costos que beneficios, asegura la Canitec.

En un comunicado, la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones por Cable (Canitec) destaca que "la empresa telefónica más rentable del mundo se opone a una regulación que la propia Telmex ha demandado en otros países, como es el caso de Chile en 2006" .

Expone que cada vez en que el Estado mexicano pretende reordenar el mercado de las telecomunicaciones, Telmex se opone sin aportar argumentos sólidos, emite descalificaciones y amenaza con retirar sus inversiones del país.

Dichas inversiones "se han generado a partir de las altas tarifas que cobra a los consumidores y otros agentes económicos mexicanos, en un marco de ausencia de una sana competencia", agrega.

La Canitec pide a las autoridades mexicanas que no se dejen "chantajear" por Telmex y que, como lo han hecho, busquen la normatividad que permita el sano desarrollo de las telecomunicaciones, factor indispensable para el crecimiento del país.

"Solicitamos de manera respetuosa al gobierno mexicano que mantenga firme su decisión de eliminar las condiciones de privilegio de las que ha disfrutado Telmex, que han significado un freno constante al desarrollo armónico del sector, en perjuicio de millones de consumidores de telefonía móvil y fija en México".