Señala que viola la moratoria vigente desde 1986, ya que el país nipón liberó una flota que irá a cazar alrededor de dos mil ballenas.
Santiago de Chile.- El gobierno de Chile dijo el miércoles que la caza de ballenas con supuestos fines científicos por parte de Japón viola el espíritu de la moratoria para la cacería de esos cetáceos, vigente desde 1986, según una nota oficial difundida el miércoles.

La nota recuerda que la resolución de mayo de la Comisión Internacional para la Regulación de la Caza de la Ballena "llama a Japón a suspender indefinidamente esta actividad".

La flota japonesa de seis barcos zarpó el domingo 18 desde Japón hacia las aguas australes para matar este año mil 035 ballenas, incluidas 50 ballenas de aleta --el segundo animal más grande del mundo después de la ballena azul -- 935 de la especie minke antártica y 50 jorobadas, que integran un grupo de animales en peligro y cuya caza comercial está prohibida desde 1963.

El comunicado de la cancillería chilena dijo que conoció con preocupación los informes sobre la decisión de Japón de reanudar la cacería de ballenas en aguas del Santuario Ballenero Austral, "como parte de su programa de cacería científica".

La nota recuerda que aunque la convención internacional que regula la caza de ballenas autoriza a sus miembros "a conceder a sus nacionales permisos de cacería con fines de investigación científica", Chile opina que "ello contraviene el espíritu de la moratoria para la cacería comercial de tales especies, en vigencia desde 1986".

Aunque Japón dejó de cazar comercialmente ballenas tras la moratoria internacional adoptada por al Comisión Ballenera Internacional en 1986, en 1987 inició lo que llama caza científica, matando a casi 10 mil 500 cetáceos, según el Centro de Conservación Cetácea de Chile.